·

Peones de Taxis exigen que se ponga en vigencia el Protocolo de Emergencia

Desde el gremio de choferes cargaron contra los licenciatarios y pidieron que se promulgue la ordenanza aprobada la semana pasada.

El pasado 9 de setiembre, el Concejo Deliberante de Río Grande aprobó por unanimidad el proyecto del concejal Walter Campos (Forja-Todos), que establece medidas obligatorias a adoptar en el servicio de taxis y remises, en el marco de la pandemia de coronavirus.

El denominado «Protocolo Sanitario de Emergencia para conductores de taxis y remis», aguarda ahora ser reglamentada por el Ejecutivo municipal. Los peones de taxis, que celebraron la sanción de la normativa, se expresaron ahora con preocupación por lo que consideran la demora del Ejecutivo en promulgarla.

Andrés Rosas titular del Sindicato de Peones de Taxis de Rio Grande valoró que “esta norma adopta medidas de seguridad y prevención ante el Coronavirus”, “Es por eso la importancia de que sea reglamentada cuanto antes”, se impacientó.

 

“Los permisionarios siempre ponen palos en la rueda  en cuestión de seguridad para los compañero choferes de taxis y remis”, deploró Rosas, dirigiendo sus sospechas hacia los permisionarios. “Lo digo porque tenemos información de que fueron al municipio para solicitar que la ordenanza sea vetada”, denunció.

Los propietarios de los vehículos, tras la sanción de la ordenanza, rechazaron la criticaron aduciendo que les significaba un alto costo que no estaban en condiciones de afrontar. Rosas rebatió tal argumento explicando que “estamos hablando de 800 a 3000 pesos para instalar un dispositivo sanitario de aislamiento preventivo que asegure total división entre los asientos delanteros de los traseros más los guantes, alcohol, barbijos, elementos que cuidan al chofer y que deben ser solventados por los empleadores”.

“Recordemos -continuo Rosas- que los permisionarios recibieron ayuda del estado provincial con el programa PROG.R.E.SO., en donde uno de los ítems habla de la seguridad del empleado, entonces que no se hagan los desentendidos y terminen con el circo de que nunca les alcanza”.

“Si la normativa no fuera reglamentada, “quedarían los compañeros choferes de taxis y remises fuera de protocolos que se están utilizando en todo el país, para mitigar la pandemia de coronavirus”, concluyó Rosas.

 

Nota relacionada:

Sólo 2 pasajeros por viaje: Este el protocolo que regirá para taxis y remises en Río Grande