·

Femicidio de Nilda Núñez: Comienzan los alegatos

Finalizadas las exposiciones, este lunes inician los alegatos de las partes intervinientes. Por el brutal crimen, sólo está imputado la ex pareja de Nilad, Aldo Javier Núñez.

Está previsto que este lunes a partir de las 10 de la mañana comiencen los alegatos en el Tribunal de Juicio Oral del Distrito Judicial Norte que busca encontrar al culpable del brutal homicidio de Nilda Núñez, quien fue asesinada y descuartizada a mediados del año pasado.

De acuerdo a la defensa de la familia de la víctima, todo está dado para que Aldo Núñez, ex pareja de Nilda, sea condenado a prisión perpetua, ya que se lo acusa de “homicidio doblemente agravado”.

Aldo Núñez, el único imputado, llega a Tribunales

El abogado Matías Pérez Iglesias, querellante, dialogó con Radio Fueguina en la previa a la finalización del juicio, quien aclaró que tras la ronda de testimonios de testigos y peritos, que ratificaron lo expuesto en el expediente, se confirma la única hipótesis presentada por la defensa: Nilda Núñez fue ultimada y seccionada por su pareja, Aldo Javier Núñez, quien luego intentó ocultar su crimen deshaciéndose del cuerpo.

La crónica del día del horror

(Redacción Radio Fueguina – 4 de julio de 2016)
 El caso de una mujer asesinada y descuartizada, (presuntamente por su ex pareja) estremece a la localidad de Tolhuin, donde sucedió el crimen, y a toda la provincia de Tierra del Fuego.

Nilda Mabel Núñez (formoseña, 25 años) se encontraba desaparecida hacía varios días. Una amiga radicó el jueves por la noche la denuncia por pedido de paradero y la policía allanó el domicilio donde residía y donde además encontraron viviendo a su ex pareja. Los efectivos encontraron debajo de una cama partes del cuerpo seccionado de la mujer quien estaba embarazada de cinco meses.

La víctima, que cursaba un embarazo de cinco meses,  tenía dos hijos uno de 5 y otro de un año, quienes fueron hallados en el domicilio, una humilde vivienda  que la mujer compartía con su pareja Aldo Javier Núñez (35), aunque trascendió que el hombre tenía una restricción de acercamiento por violencia de género.

A un día de radicado el pedido de paradero, y con intervención del Juzgado de Instrucción Nro 2 de Río Grande, efectivos de la Unidad Regional Centro de la Policía Provincial procedieron a allanar la morada, encontrándose debajo de una cama y envuelta con una sábana  lo que sería una pierna de la desaparecida.

Ocupando la vivienda, situada en Pedro Oliva 947, se encontraba pernoctando (y aparentemente ejerciendo la custodia de los niños) el citado Aldo Nuñez quien, tras el hallazgo fue inmediatamente detenido e incomunicado.