·

Salud y Educación, dos desafíos para Bertone

La gestión Ríos deja hospitales en ruinas. El Ministerio de Educación rompió relaciones con el SUTEF y no logró garantizar el cumplimiento del ciclo lectivo. Quiénes son los ministros designados por la nueva Gobernadora y los retos que les esperan.

A pesar de la ideología política que profesan la gobernadora saliente, Fabiana Ríos, y el resto de los militantes del Partido Social Patagónico, las áreas más descuidadas en estos últimos ocho años han sido la salud y la educación.

Tanto el Hospital Regional Río Grande como el de Ushuaia han sido víctimas de una política sanitaria que los ha vaciado de personal e insumos, teniendo que recurrir a maratones solidarias de corte y confección para garantizar el suministro de barbijos,  la colaboración del ex intendente de Ushuaia Federico Sciurano para adquirir un mamógrafo e incluso a la bailarina Ailén Bechara, que se encuentra participando en el certamen Showmatch y tiene como sueño “reestructurar la guardia” del nosocomio de la capital provincial.

El Ministerio de Educación, a su vez, ha importado las diferencias de la saliente gobernadora Fabiana Ríos con el Sindicato docente y rompió diplomacias con el sector. Las consecuencias fueron ciclos lectivos que jamás llegaron a los 180 días como establece el calendario, docentes postergados a la hora de cobrar sus haberes y una tensa relación que estalló con la toma de la Casa de Gobierno, en mayo de 2013.

Ahora, luego de ocho años del PSP comandando la provincia, la gobernadora entrante Rosana Bertone ha anunciado, previo a la jura de los ministros, quiénes serán los encargados de solucionar estas dos áreas calientes de Tierra del Fuego: el Dr. Marcos Colman manejará el Ministerio de Salud y Diego Romero el de Educación.

El Dr. Marcos Colman es médico especialista en Terapia Intensiva y trabaja en el Hospital Regional Ushuaia desde hace más de 20 años, siendo en estos últimos 11 el Jefe del Servicio de Terapia Intensiva. Además, ha realizado aeroevacuaciones en más de 50 ocasiones, acompañando a pacientes con distintas urgencias.

Diego Romero, por otro lado, es profesor de Filosofía y Ciencias de la Educación, licenciado en Gestión Educativa y tiene un postítulo en Educación en Contextos de Encierro. Hace 20 años que trabaja en el nivel secundario, terciario y universitario y hoy se desempeña como vicedirector del Polivalente de Arte de nuestra  ciudad.

Sin dudas, los currículums de ambos profesionales prometen. Ahora, deberán poner en funcionamiento y manejar los ministerios de Salud y Educación que la Dra. Adriana Chapperón y Sandra Molina, respectivamente, dejaron en ruinas.