El ex novio de Marianela tenía cuchillos y ropa con sangre

Los investigadores del crimen de la estudiante de periodismo Marianela Rago secuestraron cuchillas y ropa manchada y lavada que pertenece a Francisco Amador, ex novio de la víctima, quien fue detenido.







(Río Grande, junio 30 de 2010) – Fuentes policiales aseguraron a Télam que el arresto del joven, identificado como Francisco Amador (23), se concretó anoche en un departamento de la avenida Corrientes 4548, donde también secuestraron un teléfono celular y una computadora que serán analizados para ver si pertenecían a la chica degollada


Los investigadores aseguraron a Télam que se trata de un joven de 23 años identificado como Francisco Amador, quien había llegado hace dos años a la Capital Federal, trabajaba en una empresa de computación y vivía en ese departamento junto a su hermana y al novio de ésta.


Según el propio abogado de la familia de Marianela, Federico Greve, este muchacho, había mantenido una relación de noviazgo con la estudiante de periodismo hasta hace un año aproximadamente.


En tanto, los amigos y conocidos de Marianela contaron a los pesquisas que Amador había sido agresivo con la chica en varias oportunidades durante el noviazgo, al punto de que alguna vez había ejercido violencia sobre ella.


Los investigadores también recibieron el testimonio de un amigo de la víctima que contó que en los últimos tiempos Amador acosaba a Marianela porque quería retomar la relación y merodeaba frecuentemente su departamento, en Tucumán 2080, del barrio de Balvanera.


Las sospechas comenzaron a recaer sobre él cuando seis horas antes del hallazgo del cadáver, es decir el lunes por la tarde, Amador fue hasta el departamento de la calle Tucumán y se hizo ver por el portero, luego de que el hermano de Marianela lo llamara por teléfono para preguntarle si sabía algo de ella.


Además, la noche en que la policía comenzó a analizar la escena del crimen, el ahora detenido estaba junto al hermano de la víctima y sufrió una crisis nerviosa al punto de que debió ser asistido por psicólogos del SAME y derivado al Ramos Mejía.


Con todos estos indicios, ayer por la noche, la fiscal de instrucción porteña Marcela Sánchez solicitó la orden de detención de Amador y el allanamiento del departamento, lo que fue otorgado por el juez de instrucción Rodolfo Cresseri y ejecutado por las autoridades de la comisaría 5a.


Los policías aguardaron que Amador regresara de su trabajo y lo detuvieron cerca de las 21.15, cuando ingresaba a su departamento en la avenida Corrientes.


Allí, los pesquisas encontraron un canasto donde había ropa sucia, un pantalón y una toalla húmedos, con manchas que ahora serán analizadas para determinar si se trata de sangre. Además, hallaron en su billetera un ticket de una consumición del boliche «El Bárbaro», de Anchorena y Cabrera, en Palermo, el mismo al cual había concurrido Marianela la noche del sábado y el último lugar donde fue vista con vida.


Al momento de la detención, los médicos que lo revisaron detectaron a la altura de sus biceps que tenía marcas de sujeción y compresión compatibles con una eventual resistencia de la víctima.


También, los investigadores se llevaron una computadora, varios cuchillos de cocina, un reproductor de DVD, tres teléfonos celulares y chips de teléfonos. De todas formas, al menos tres investigadores policiales y judiciales aseguraron a Télam que los elementos secuestrados no significan que sean los robados en la casa de Marianela.


«Creemos que uno de los teléfonos es de él, otro de la hermana y el restante del novio de la hermana, la computadora era la de la casa y los cuchillos estaban en un cajón de la cocina. Igual, todo fue secuestrado y será analizado», dijo uno de los pesquisas.


Respecto a los chips, los pesquisas quieren saber si pertenecen a alguno de los dos teléfonos que el homicida se llevó de la casa de Marianela, uno de ellos de la víctima y el otro del hermano.


El crimen fue descubierto el lunes pasado, cuando Marianela fue encontrada por su hermano Matías degollada en el living de su departamento.


Según la policía, el homicida se llevó del lugar, además de los teléfonos celulares, una computadora portatil, un reproductor de DVD, las llaves de Marianela y su cartera, con los documentos, tarjetas y la billetera.


Fuentes judiciales confirmaron a Télam que el joven detenido quedó alojado en la comisaría 5a. y que recién mañana será llevado a Tribunales para ser indagado por el juez Cresseni.