errores

¿Quién va a pagar por esta barbaridad?

La inauguración del Consejo Profesional de Ciencias Económicas se vio opacada por los groseros errores de la placa descubierta en el acto. Las culpas, como siempre, se las repartirán. Pero la plata, ¿quién la pone?