·

Arcando toma distancia de Vuoto y lo invitó a medir fuerzas

El vicegobernador remarcó sus deseos de ser intendente de Ushuaia. Admitió que no tiene diálogo con el actual jefe comunal capitalino.

Luego de que la gobernadora Bertone manifestara –en diálogo con Radio Fueguina- su deseo de que el actual vicegobernador la acompañe nuevamente en la fórmula para pelear la reelección, Juan Carlos Arcando subrayó que es una decisión “que tenemos que conversar”.

Quien fuera legislador y concejal de Ushuaia admitió su anhelo de ser el intendente de la capital provincial. “Sería lo máximo a lo que uno podría aspirar”, se esperanzó y desafió al actual intendente –que pretende la reelección- a medir posibilidades en términos de candidatura.

Arcando advirtió que no tiene ningún contacto político con Walter Vuoto. “En tres años, las charlas que hemos tenido han sido puramente protocolares”, deslindó y equiparó ese nivel de diálogo con el que sostiene con el intendente de Río Grande Gustavo Melella.

Advirtiendo que se siente capaz de representar al Frente para la Victoria en el intento de renovar la Intendencia de Ushuaia, expresó que “Pretendo que este espacio político siga gobernado la provincia y la ciudad de Ushuaia”. En esos términos, desafió a Vuoto a determinar “Quién de los dos podemos seguir transitando este camino”.

Así, cuando el camino de Vuoto parecía encaminado a una muy probable renovación del mandato, la postulación de Arcando aparece como un obstáculo mayúsculo. La ilusión del actual intendente es que Bertone imponga su intención y Arcando se sume a la fórmula provincial del FpV para poder –de tal modo- ver su camino nuevamente allanado.

La pelea será de fondo y con final imprevisible.