·

El «Hot Sale» llega en medio de la crisis con ofertas de hasta el 50%

Muchas empresas tienen stock acumulado y necesitan vender. Otras, solo buscarán no perder plata. Y para quienes tengan en mente una compra, tal vez este sea el momento para concretarla.

El Hot Sale 2018 se produjo en medio de la escalada del dólar, que había abandonado la franja de los $20 y no paraba de crecer. El de 2019, que arranca este lunes 13 y se extenderá hasta el miércoles 15 de mayo, no será mucho mejor que el de aquel entonces.

El dólar hoy se ubica en los $46 y la zozobra se ha convertido en una constante. ¿Habrá descuentos, entonces? Sí. ¿Habrá financiación? También.

Muchas empresas tienen stock acumulado y necesitan vender. Otras, solo buscarán no perder plata. Y para quienes tengan en mente una compra, tal vez este sea el momento para concretarla.

El Hot Sale de 2019 se caracterizará por las dificultades que cada uno de los actores deberá sortear para aprovecharlo, ya sea desde la venta como desde la compra. Es que la inflación aparece como un telón de fondo que oscurece el panorama. Así, las marcas tendrán que mover sus fichas de manera cuidadosa para atraer realmente a los compradores.

El año pasado, las ventas de los tres días de rebajas online totalizaron los $6.170 millones, un 79% más que la edición de 2017. Esto evidenció un crecimiento genuino, pues la facturación superó a la inflación. Alimentos y bebidas, calzado, indumentaria, decoración para el hogar y televisores fueron las categorías que más unidades vendieron.

Sin embargo, hay un detalle que favoreció a la edición 2018: gran parte del movimiento del Hot Sale 2018 se generó por la inminencia del Mundial de Rusia. Entonces, se vendieron miles de televisores que, a su vez, traccionaron al alzo otros productos electrónicos.

«Este es un año más difícil. El objetivo es superar la cantidad de transacciones de 2018, pero esta vez no ponemos un porcentaje de crecimiento. Veremos qué pasa», admitió Gustavo Sambucetti, director institucional de la Cámara Argentina de Comercio Electrónico (CACE), organizadora del Hot Sale.

Desde la consultora Gfk, en tanto, señalaron que, en esta oportunidad, «la financiación será clave».

«Los descuentos jugarán un papel fundamental, pero también serán importantes las cuotas que las cadenas ofrezcan por acuerdos con distintos bancos o tarjetas de crédito», explicaron.

Es la razón por la que se estima que quizás este Hot Sale «no sea tan bueno como el de 2018».

Ojos bien abiertos

La incertidumbre es muy fuerte en esta oportunidad. Pero el ejecutivo de la CACE anticipó que en turismo habrá ofertas agresivas, lo mismo que en consumo de proximidad y en productos que siempre están en momento de recambio.

«El turismo en dólares va a ofrecer precios súper competitivos, con pasajes a Estados Unidos que ronden los u$s500 y en cuotas. Seguramente, lo aprovechará una parte de los usuarios, más allá de la coyuntura. Todo lo que es consumo masivo, alimentos y bebidas, e indumentaria, incluida decoración del hogar, estimamos que funcionarán muy bien. Además, hay gastos que las personas tienen previsto realizar y esperan el mejor momento para hacerlo», amplió Sambucetti.

Con excepción de Coto, todos los supermercados estarán presentes en esta edición. Y la expectativa es que muchas ventas se muevan desde ese lado, especialmente porque ahora tanto Carrefour como Día ofrecen comestibles. En el primer caso, con entrega acotada a zona norte de Buenos Aires; y en el segundo, con un rango mucho más amplio.

El año pasado, tanto en Hot Sale como en CyberMonday, la categoría de alimentos y bebidas fue la que más creció en cantidad de operaciones y, lógicamente, en facturación. Esta vez se estima que ocurra lo mismo. Las cadenas suelen concentrar en estas fechas ofertas en segmentos clave, como pañales, productos de almacén y bebidas, en ocasiones con propuestas por bulto que suelen ser aprovechadas por los consumidores.

¿Y los descuentos?

«Creemos que habrá descuentos de 50% a 60%, pero no se sabe en qué productos. Estimamos que habrá agresividad en las ofertas porque las empresas necesitan vender, tienen stock acumulado», agregó Sambucetti, quien piensa estima que el rubro de electrónica presentará buenas propuestas comerciales y que el de alimentos hará ofertas fuertes.

Esta vez volverá a repetirse la estrategia de las MegaOfertas Bomba, porque funcionaron muy bien el año pasado. Se trata de descuentos que las empresas brindan en tres momentos del día y que suelen ser un anzuelo muy atractivo para los consumidores.

Los interesados también podrán registrarse de antemano en la página para recibir notificaciones sobre las novedades del sitio oficial de HotSale 2019. Esto es especialmente útil para saber cuándo se activan las MegaOfertas Bomba. También podrán seleccionar entre sus productos favoritos, para encontrarlos más fácilmente.

Quienes saben que tienen que comprar un producto determinado, tendrán que revisar los precios en los días previos, y la financiación en caso de que existiese. Luego, durante los días de promoción podrán comparar y ver si les resulta conveniente. El buscador Comparacity suele ser un aliado para decidir la compra.