·

Por las malas condiciones, un buque argentino se acercó a las Malvinas y los ingleses lo echaron

El ARA Puerto Deseado se desvió hacia el archipiélago, lo que generó tensión con las autoridades británicas.

El buque hidrográfico, ARA Puerto Deseado, se acercó a la zona marítima bajo control exclusivo de las autoridades británicas, a unos 40 kilómetros de las Islas Malvinas, y una embarcación de guerra inglesa salió a interceptarlo.

Según el sitio H I Sutton, que reporta la actividad de las fuerzas militares británicas en el archipiélago sur, el buque argentino se aproximó “demasiado a las islas desde el flanco suroeste” y habría apagado su sistema de identificación satelital a distancia para evitar ser detectado. El incidente ocurrió el 2 de septiembre.

La descripción del hecho, según el sitio "H I Sutton".
La descripción del hecho, según el sitio “H I Sutton”.

La embarcación Puerto Deseado había partido el 20 de agosto desde Ushuaia para realizar una campaña científica cerca de Banco Burdwoor, zona marítima que en 2013 la Argentina declaró como “protegida”.

La nave inglesa que salió a interceptar a la embarcación argentina.
La nave inglesa que salió a interceptar a la embarcación argentina.

Ante la situación, el buque militar HMS Clyde abandonó su apostadero para interceptar la nave, aunque a las 19:17, la nave argentina reconectó su equipo AIS y cambió de rumbo hacia Ushuaia.

Una fuente de la Armada explicó a TN.com.ar que la nave se desvió unos kilómetros debido a la presencia de una fuerte tormenta y que se vio obligada a tomar rumbo hacia las Islas. Sin embargo, aclararon que la embarcación dio aviso a las autoridades británicas y negaron haber desconectado los sistemas para evitar ser detectados.