·

Fabiana Ríos destacó la «receptividad» de la Presidenta ante la situación de Tierra del Fuego

Fue tras reunirse con ella en la Casa Rosada. El Gobierno anticipó 50 millones de pesos en concepto de coparticipación federal a su provincia para hacer frente al atraso de tres meses en el pago de salarios a empleados públicos. La gobernadora arista comparó la crisis que debe enfrentar con la que afrontó Néstor Kirchner cuando asumió en Santa Cruz

La gobernadora de Tierra del Fuego, Fabiana Ríos, destacó este miércoles la «receptividad» que la Presidenta Cristina Fernández de Kirchner tuvo en relación a la situación en Tierra del Fuego, durante el encuentro que ambas mantuvieron en Casa Rosada.

Ríos, en un reportaje que brindó a Télam, dijo que durante la conversación Cristina comparó el estado en que la gobernadora encontró la provincia con la situación en Santa Cruz cuando Néstor Kirchner asumió la gobernación de esa provincia.

«Ella (Cristina) tenía conciencia absoluta de la situación de Tierra del Fuego. La comparó con la situación que le tocó Kirchner cuando asumió como gobernador», explicó Ríos.

La mandataria fueguina reconoció inclusive que la crisis santacruceña de entonces, «era peor porque había una deuda salarial de tres meses. El atraso salarial genera una parálisis inmediata».

Fabiana Ríos reconoció «receptividad» por parte de Cristina para entender y apoyar a la provincia a salir del problema en la que está sumida.

El Gobierno nacional anticipó 50 millones de pesos en concepto de coparticipación federal a los fueguinos, asistencia que fue concertada con la Presidenta el 14 de enero en Casa de Gobierno.

El diagnóstico que trazó Ríos de Tierra del Fuego es que la provincia está en «terapia intensiva, en estado reservado. Hay una situación real muy compleja, de la que vamos saliendo».

«Pagamos el aguinaldo fraccionado, el remanente lo cancelamos a mitad de este mes, mientras que los salarios los terminamos de abonar en la tercera semana de enero», precisó.

La gobernadora anunció que los haberes del próximo mes los pagará el 7 de febrero hasta una suma de 4.000 pesos y los que superen la cifra los percibirán el 14.

Ríos reveló a Télam que hay 700 trabajadores del aparato fueguino que ganan hasta 35 mil pesos, sobre una planta de 17 mil empleados estatales.

«A los que ganaban hasta 35 mil pesos no se les puede seguir pagando, porque la Constitución lo prohíbe. Podrán apelar, pero no les vamos a pagar. Yo gano 15.000 pesos, que es el tope fijado por la Constitución», aclaró la mandataria.

La gobernadora fueguina relató que «el 100 por ciento de los recursos líquidos que le quedan a la provincia se gastan en salarios».

Del total de ingresos con que cuenta la más joven de las provincias argentinas, el 70 por ciento corresponde a la coparticipación federal y sólo el 30 restante se obtienen con impuestos locales.

Consultada sobre si el desorden administrativo y financiero se debía a errores de política o por delitos atribuibles a la administración pública, Ríos contestó que «hay un setenta por ciento de corrupción y el resto de errores».

La mandataria dijo que «cuando los errores se dan cronológicamente ordenados, esto no es un error político, es un diseño para apropiarse de lo que no es mío».

– ¿Y qué responsabilidad tiene el ex gobernador Hugo Cóccaro?, preguntó Télam.
– Esto lo está investigando la justicia, los legisladores hicieron la denuncia y yo hice otra. De todas las decisiones políticas, el responsable fue el ex gobernador.

Fabiana Ríos informó que anuló una emisión de letras por 77 millones de pesos; que se usaron fondos destinados a otras áreas para cancelar obligaciones; que encontró reparticiones sin asignación presupuestaria y que hubo casos donde el Tribunal de Justicia ordenó no pagar y, sin embargo, la anterior administración desoyó el fallo y abonó todo.

«Todo esto ocurrió la semana antes de que asumiera», se alarmó la mandataria fueguina.

Ríos aceptó la imagen naval de que Tierra del Fuego estaba en aguas del Pasaje Drake, la confluencia de los dos océanos, donde la navegabilidad es muy traumática.

«Así es. En medio de la tormenta. Estamos acomodando el barco. Cuando creemos que lo tenemos bien de un lado, se nos escora del otro», graficó la gobernadora de Tierra del Fuego.

Respecto a la relación con la líder de la Coalición Cívica (CC), Lilita Carrió, Ríos expresó que «estoy absolutamente metida en la administración provincial» y recordó que el partido con el que ganó la elección, ARI, «nunca decidió la incorporación a la
CC».

Fuente: Telam