·

A 2 años del drama: Reabrió el ex camping John Goodall

Es el lugar de camping más concurrido por los riograndenses. Estaba cerrado desde el 28 de setiembre de 2008 cuando desapareció Sofía Herrera. Reabrió el 25 de diciembre con nuevos concesionarios e importantes reformas.

Tiene nuevo nombre, instalaciones mejoradas, y flamantes concesionarios dispuestos a convertirlo en el lugar de camping por excelencia para los riograndenses, dejando muy atrás el supuesto trauma de la tragedia ocurrida hace 26 meses.

El ex camping John Goodall ahora se llama “SS.ONAS CAMPING”, presenta un aspecto renovado y, aunque retomó su actividad hace apenas una semana, ya recibió a miles de campamentistas que lo extrañaban.

“Es el lugar ideal para pasar un día de campo, era inexplicable que siguiera cerrado, hablamos con los dueños del predio y nos autorizaron a reiniciar la explotación, le vamos a cambiar completamente el aspecto con muchos servicios y una atención muy especial”, se esperanzan René Soliz y su esposa Paola Sarmiento, los nuevos anfitriones del enorme predio de 17 hectáreas.

La larga tradición del camping John Goodall y la incesante llegada de acampantes se cortó de cuajo el 28 de setiembre de 2008 se extravió en su interior –cuando apenas llegaba al lugar con su familia- la pequeña Sofía Herrera, cuyo paradero aún hoy es un autentico y angustiante misterio.

El predio fue escenario de febriles excavaciones recorridas y peritajes, pero ni una sola pista pudo obtenerse y, aunque fue devuelto por la Justicia a sus propietarios, permanecía cerrado, guardando en su interior las respuestas que nunca llegaron.

Desde el 25 de diciembre pasado el camping tomó nueva vida. “Vamos a construir nuevos fogones, hemos mejorado los baños, tenemos nuevos servicios, grupo electrógeno para proveer luz a los acampantes y, lo fundamental, hablamos mucho con los visitantes para mantener la limpieza y la seguridad en todos los aspectos”, explica Soliz, quien se encarga en persona de distribuir leña y agua a pedido de los visitantes.

En el lugar la señal para teléfonos celular es un bien escaso. “Estamos construyendo una especie de atalaya que oficie de mirador y de paso, en la altura se consigue señal de celular, algo que muchos buscan”, agrega Paola, sorprendida porque “aunque recién abrimos ya han venido varios miles de personas a acampar, algunos se quedan varios días”.

El SS.onas camping permanece abierto desde el jueves hasta el domingo y hay planes para que permanezca en actividad todo el invierno.