·

Al mal tiempo, deportes extremos: Kitesurf en las costas de Río Grande

Un grupo de surfers sorprendieron este sábado por la tarde a los que paseaban cerca de la playa. Los amantes del kitesurf desafían al viento, el frío y el mar y sorprenden con sus maniobras.

No es normal verlos, aunque aseguran que hace 10 años sus adeptos han hecho pie en Tierra del Fuego.

Un grupo de kitesurfers sorprendieron ayer a los pocos riograndenses que se atrevieron a desafiar al fuerte viento para pasear por la playa y se encontraron cxon un espectáculo inesperado.

La silueta colirida del paracaídas cambiaba alegremente el paisaje habitual, mientras los kiters se deslizaban ágilmente en el agua, de un lado a otro, sostenidos con fuerza de las riendas.

Aseguran que hace 10 años comenzaron a practicar en Tierra del Fuego un deporte extremo que es habitual en otras regiones, en mares y lagos. Aunque hace unos 3 años recién se dedicaron con mayor asiduidad, con entrenadores y clases específicas.

En la provincia hay unos 30, aunque no más de 10 son los que se dedican de manera constante. Sus sitios predilectos se encuentran en aguas de Ushuaia, en cercanías de Tolhuin y laguna San Luis, aunque este sábado encontraron las condiciones adecuadas para lanzarse al mar frente a la playa riograndense, en proximidades del Cristo.

Los manuales de kitesurfing enseñan que se debe practicar con viento soplando desde aguas adentro y con una intensidad específica; condiciones que, aseguran, se daban con precisión ayer, aunque para la mayoría de los riograndenses no era un buen día por el clima.

Los audaces deportistas pasaron varias horas deslizándose y haciendo piruetas sobre el agua, mientras muchos –la mayoría desde el auto- se acercaban un rato a la playa para mirarlos sorprendidos, admirados y (por qué no) un poco envidiosos.

 

..