·

Colombia goleó y firmó la eliminación de una pobre Polonia

Los sudamericanos suman su primer triunfo con goles de Yerry Mina, Falcao y Cuadrado

Colombia no falló ante la decepcionante Polonia y sumó su primer triunfo en un espectacular partido en el que aparecieron sus mejores peloteros para certificar el adiós a Rusia del equipo del no menos decepcionante Robert Lewandowski. El conjunto cafetero se jugará la clasificación para octavos contra Senegal este jueves.

Un gol de cabeza de Jerry Mina abrió el camino del triunfo colombiano a cinco minutos del descanso y otros dos de Radamel Falcao y Juan Cuadrado en cinco minutos finiquitó al conjunto polaco, la primera selección europea que queda fuera del campeonato.

El central del Barça jugó un gran primer tiempo, anulando a Robert Lewandowski en las pocas ocasiones que le llegó un balón e imponiendo su talla de jugador de baloncesto para superar a Szczesny y rematar de cabeza un centro de James Rodríguez.

Juan Quintero fue la gran figura de Colombia contra Polonia
Juan Quintero fue la gran figura de Colombia contra Polonia (Saeed Khan / AFP)

James remató su enorme partido dando una fenomenal asistencia un cuarto de hora del final a Juan Cuadrado para que el jugador de la Juventus batiera a su compañero de equipo, Szczesny, y provocara la locura entre los miles de colombianos que poblaban las grada del Kazán Arena.

La trascendencia del partido -el que perdiera quedaba eliminado- provocó un inicio alocado de ida y vuelta de un área a otra, con los dos equipos desbocados, aunque sin llevar peligro real a los dos porteros. Fueron los colombianos, de la mano de Juan Quintero, los que dieron más sentido a sus acciones para hacerse con el dominio del juego.

El mediocentro colombiano mostró todo su talento en el centro del campo, con pases extraordinarios difíciles de leer para sus compañeros en algunos casos. El jugador de River fue el mejor de Colombia y consiguió atemperar el juego de los cafeteros superada los vertiginosos primeros veinte minutos del partido.

Robert Lewandowski remata la que fue la única ocasión clara de marcar del delantero polaco en todo el partido
Robert Lewandowski remata la que fue la única ocasión clara de marcar del delantero polaco en todo el partido (Sergey Dolzhenko / EFE)

El dominio colombiano tuvo su recompensa a cinco minutos del descanso cuando tras un saque de esquina el esférico llegó a Quintero que se lo dio a James Rodríguez para que el jugador del Bayern lo pusiera al centro del área donde despegó Jerry Mina para de impecable cabezazo superar al meta polaco.

Colombia y Jerry Mina se crecieron tras el gol. El central del Barça cortó los balones largos hacia Lewandowski, único recurso de los polacos para intentar igualar la contienda. En la segunda, sin embargo, ya se vio al Jerry Mina al que el Barcelona busca un destino para que se foguee la próxima temporada. Dubitativo en la pelea con los delanteros y no tan seguro atrás. El dominio del marcador le acabó echando una mano.

Polonia fue un equipo sin ideas durante todo el partido y superado por el vertiginoso juego de su rival. Su técnico cometió el error de dejar en el banquillo a uno de sus mejores jugadores, Grosicki. Cuando el jugador del Hull City saltó al campo, ya no había partido.

James Rodríguez celebra con Radamel Falcao el gol del jugador del Mónaco
James Rodríguez celebra con Radamel Falcao el gol del jugador del Mónaco (Robert Ghement / EFE)

Los colombianos no quisieron sobresaltos y buscaron el segundo tanto no fue que Polonia resurgiera. Lewandowski tuvo la primera ocasión clara de Polonia en el minuto 57 en un pase largo que acabó incrustado en el estómago de Ospina, dejando sin aire durante unos instantes al portero colombiano.

Volvió Quintero a coger la manija del equipo y a veinte minutos del final le dio un pase preciso a Radamel Falco para batir a Szczesny y finiquitar el encuentro. Polonia se hundió todavía más y Colombia redondeó su gran partido seis minutos después con una jugada que reflejó que los polacos ya pensaban en las vacaciones.

James Rodríguez recogió un saque de banda en campo colombiano para meter desde la banda un pase medido a Juan Cuadrado que consiguió la recompensa a su gran partido marcando el tercero tras una de sus habituales galopados.

Otra vez tarde, Adam Nawalka metió a Teodorczyk y Glik para arreglar lo imposible, mientras que José Pekerman dio merecido descanso a su mejor hombre, Juan Quintero, para poner sobre el campo a Lerman y asegurar un triunfo que mantiene viva a Colombia.