Publicado en

MalvinasEl reclamo a Gran Bretaña que podrá firmar todo el pueblo fueguino

Un libro que quedará a resguardo del Centro de Veteranos llevará la firma de todos los que quieran adherir a la Proclama por la Soberanía Argentina sobre Malvinas. La iniciativa se extendería luego a todo el país.

Un libro que quedará resguardado para los tiempos en la sede del Centro de Veteranos de Guerra de Río Grande llevará estampado el reclamo de los fueguinos a Gran Bretaña por la usurpación de nuestras Islas Malvinas. En él podrán estampar su rúbrica todos los ciudadanos de la provincia que deseen sumarse.

Para tal fin, los propios Veteranos lo tendrán a disposición de establecimientos escolares, entidades colectivas e instituciones que quieran llevarlo a los vecinos para que puedan dejar su firma en él.

Ayer miércoles, pudieron incorporar su nombre los asistentes a la disertación sobre la Cuestión Malvinas que ofreció el Dr. Daniel Cesari Hernandez, Mayor Retirado de la Fuerza Aérea, titular de la cátedra de Derecho Internacional Público de la UCES y actualmente Juez de Instrucción de Río Grande.

La disertación, denominada “Malvinas, jurisdicción nacional – una mirada fueguina” tuvo lugar en salones del IPRA de Río Grande y asistieron representantes del Centro de Veteranos de Guerra, legisladores, concejales, autoridades de las Fuerzas Armadas y de Seguridad, funcionarios del Poder Judicial Provincial y Federal y representantes del Ejecutivo provincial y municipal.

Dr. Daniel Cesari Hernandez

En el evento, que fue declarado de Interés Provincial por la Legislatura se hicieron presentes también expertos en Derecho, docentes y público en general y tuvo la cobertura de la Televisión Pública Fueguina.

La disertación, intensamente esclarecedora, se basó en tres ejes: la historia en materia de usurpación de parte del reino de Gran Bretaña (primero en la época bajo el dominio del reino de España y posteriormente cuando ingresan al patrimonio soberano de la República Argentina como nuevo Estado consolidado), luego aspectos geológicos, geográficos y políticos, como también algunos acontecimientos y resoluciones emanadas de Naciones Unidas y diversos tratados internacionales que avalan la soberanía argentina sobre las islas.

Por último, y como oportuno cierre de la charla, se leyó una proclama, ya impresa en un libro, el que queda abierto a la firma de todos los ciudadanos de la provincia que quieran acompañar.

Una vez con todas las rúbricas posibles, por intermedio del Gobierno provincial será remitido al Ejecutivo central, como una manifestación expresa de la voluntad del pueblo de Tierra de Fuego hacia Malvinas. No obstante –y a propuesta de los propios asistentes- se proyectó llevar la disertación (y la proclama soportada en el libro) en primer a Ushuaia y luego a otras latitudes de la Argentina, de modo de dar participación a todos los argentinos que quieran sumarse a la iniciativa.

Apasionado por Malvinas

“Es un tema que vengo trabajando desde hace muchos años” apreció Cesari Hernandez respecto de su iniciativa. “Por mi condición de docente y oficial retirado de la Fuerza Aérea, Malvinas es un sentimiento muy fuerte. Desde que era chico en la época de la guerra, con apenas 14 años fui voluntario en aquellas jornadas que se hacían para juntar cosas para mandar a nuestros hermanos combatientes”.

Siempre estuvo presente en él la cuestión Malvinas, por lo que considera la charla “un pequeño homenaje a nivel personal, no tiene ninguna connotación oficial ni relación alguna con mi labor habitual. Como ciudadano, como abogado, honrado por el acompañamiento del centro de ex combatientes”, así como también del Colegio de Abogados de Río Grande y de muchas personas que contribuyeron “a convertir este proyecto en una realidad”.

El propósito pareció ser perfectamente entendido -y compartido- por los asistentes a la exposición, de cuyos aportes surge la intención de ampliar el proyecto a límites no imaginables antes del evento.

La proclama que ya pueden firmar los fueguinos

Proclama por la Soberanía Argentina Sobre los Archipiélagos del Atlántico Sur y los espacios marítimos e insulares correspondientes  del 14 de septiembre de 2022

Desde la Ciudad de Río Grande, Provincia de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur, República Argentina, en el marco de la disertación titulada Malvinas Nuestra Jurisdicción, una Mirada Fueguina, hoy 14 de septiembre de 2022 y como fuera realizado el 13 de mayo de 2022 en la ciudad de La Plata, Provincia de Buenos Aires, proclamo junto a toda la ciudadanía de la Provincia, a la Corona del Reino Unido de la Gran Bretaña e Irlanda del Norte; a los Estados del Mundo con reconocimiento total o parcial y a todos y cada uno de los ciudadanos del planeta, que ya es momento que la Corona Británica restituya a la República Argentina, el pleno ejercicio soberano sobre los Archipiélagos de las Islas Malvinas, Georgias y Sandwich del Sur y sus espacios marítimos e insulares  correspondientes y se retire definitivamente de esa porción del territorio argentino, cumpliendo también los designios de las Naciones Unidas y en particular, sus Resoluciones 1514 (XV) y 2065 (XX).

La historia es testigo de la ilegal presencia del Reino Unido en esta porción del mundo. Así lo fue su primera llegada hacia 1765. Así lo fue aún más en 1833, cuando haciendo uso del histórico poderío naval, desalojaron a la población argentina que allí se hallaba ejerciendo soberanía desde 1816 y con presencia efectiva desde 1820.

Desde siempre el Reino Unido ha estado allí de modo subrepticio, ilegal y violento, desatendiendo primero los por entonces derechos del Reino de España y luego, del natural heredero de sus dominios, las Provincias Unidas del Río de la Plata o la República Argentina.

Somos los argentinos quienes poseemos los derechos sobre esos territorios, por herencia y por principios indiscutibles de derecho internacional público. Y es que al presente, nadie discute que el por entonces derecho que emanaba del descubrimiento -que de más está decir debe atribuirse a los españoles- no era más que un título incoado, que requería ineludiblemente una ocupación plena, algo que el Reino Unido nunca completó, pero que contrariamente, sí lo hizo primero España y luego la Argentina.

Pero ello tampoco podría haber sucedido, ya que esa relación entre descubrimiento y plena ocupación, sólo resultaba admisible, para los territorios res nullius a cuya categoría los archipiélagos argentinos no pertenecían, ya que por ese entonces se hallaban en poder soberano del Reino de España, contra quien Gran Bretaña ejerció actos ilegales y que reconoció al retirarse finalmente en 1774 luego de que en 1771, España realizara su embate frente al invasor en defensa de su soberanía y sin desmedro de las desatenciones británicas a los acuerdos precedentes con España en relación al Atlántico Sur.

¿De qué otro modo un Reino tan poderoso y orgulloso como el Británico se hubiera retirado, si no fuera por la convicción de que en esa porción del mundo, no poseía soberanía? Y en esa retirada británica, ningún efecto jurídico en el Derecho Internacional pudo producir, la manifestación dejada al abandonar el por entonces Puerto Egmont, frente al principio de ocupación plena y efectiva.

El carácter ilegal de los actos se repitió contra la República Argentina en 1833 de forma violenta, imponiendo el poderío armamentístico y haciendo gala del histórico poder naval del Reino Unido de la Gran Bretaña e Irlanda del Norte.

Aquel carácter antijurídico, carece de toda posibilidad de ser purificado, ya que ningún derecho puede surgir de un acto ilegal,  puesto que ello contrariaría los principios básicos del derecho internacional.

Desde 1833 al presente, el Reino Unido ha desarrollado actos de intrusión; turbación; desapoderamiento; privación de la posesión y del dominio soberano sobre los territorios argentinos.

Ningún derecho puede nacer de tales acciones reñidas con el derecho internacional; ninguna pretensión fundada en la ley puede gestarse.

De modo paralelo, la Argentina ha mantenido una férrea, coherente, constante, convincente y sostenida convicción soberana; ha mantenido una firme oposición registrada internacional e históricamente y nunca ha claudicado en sus derechos, ni lo hará frente a la ilegal presencia en su territorio.

Han pasado más de doscientos sesenta años desde el primer acto ilegal del Reino Unido de la Gran Bretaña e Irlanda del Norte contra los territorios del Atlántico Sur que desde siempre, pertenecieron primeramente a España y desde 1811/1816, pasaron a dominio argentino, por aplicación del principio utis possidetis iuris y de integridad territorial. 

En ese lapso, hace cuarenta años, muchos Argentinos y también Británicos perdieron sus vidas; hoy también al formular esta proclama, honramos sus memorias.

Pero no solo la historia sustenta la soberanía argentina en esos territorios. También lo hace la conformación geológica de los tres archipiélagos dentro de la plataforma continental,  ya que une a los tres archipiélagos con el continente, como un brazo une la mano al torso de un mismo cuerpo.

Señores del mundo; Estados del mundo; Gobiernos del mundo.

No permitan que la verdad, siga siendo negada; que la ilegalidad, se imponga sobre el orden jurídico; que la fuerza económica y armamentística, sea el temple de la razón legal. En este día, en mi condición de ciudadano y hombre de derecho de la Provincia de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur, provincia cuyo territorio se encuentra ilegalmente ocupado por el Reino Unido de la Gran Bretaña e Irlanda del Norte, proclamo al mundo, el derecho soberano de la República Argentina sobre los archipiélagos de las Islas Malvinas, Georgias y Sandwich del Sur y los espacios marítimos e insulares correspondientes.

Proclamo nuestro derecho ineludible, irrenunciable e indiscutible de soberanía sobre dichos espacios y proclamo, al Reino Unido de la Gran Bretaña e Irlanda del norte: Cese la ilegal presencia en nuestros territorios y devuelva las Islas Malvinas, Georgias y Sandwich del Sur a la República Argentina, porque ello es un deber moral, legal e indiscutible del Reino Unido de la Gran Bretaña e Irlanda del Norte.

Insto así a las Naciones Unidas en su conjunto y a cada Estado en particular, a exigir al Reino Unido de la Gran Bretaña e Irlanda del Norte, la devolución a la República Argentina, de los territorios que al presente continúa ocupando de forma ilegal.

Con firme convicción proclamo al mundo: Los archipiélagos de las Islas Malvinas, Georgias del Sur y Sandwich del Sur y los espacios marítimos e insulares correspondientes son Argentinos.

Dr. Daniel Mario Cesari Hernandez

Todo el pueblo fueguino y argentino

Río Grande, Provincia de Tierra del Fuego Antártida e Islas del Atlántico Sur

14 de septiembre de 2022

Comentarios