Publicado en

Luz y gasHoy es el último día para solicitar subsidios al consumo de energía

Los incrementos serán aplicados a los usuarios de mayores ingresos, y a aquellos que no hayan completado el formulario de inscripción al Registro de Accesos a los Subsidios a la Energía.

Los nuevos cuadros tarifarios para los servicios de distribución de energía eléctrica y gas natural comenzarán a regir a partir del lunes, tras vencer en la medianoche de este domingo el plazo del proceso de inscripción para acceder a la segmentación, de acuerdo con lo informado por la Secretaría de Energía.

Los incrementos solamente serán aplicados a los usuarios del nivel 1, de mayores ingresos, y a aquellos que no hayan completado el formulario de inscripción al Registro de Accesos a los Subsidios a la Energía (RASE), en tanto los niveles 2 (menores ingresos) y 3 (ingresos medios) no tendrán ninguna modificación respecto de la tarifa que estaban abonando.

El vicepresidente de la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (Cammesa), Santiago Yanotti, indicó que ya se registraron 8,5 millones de usuarios y sostuvo en declaraciones a Télam que la previsión es que se inscriban 11 millones de usuarios residenciales en todo el país.

Los usuarios del nivel 1 comenzarán a pagar la tarifa plena (sin subsidios) de manera gradual en un proceso que culminará a fin de año y que se reflejará en un incremento promedio de $1.200 mensuales a partir de septiembre hasta completar unos $3.500 desde enero de 2023.

Esta franja de usuarios deberá reunir al menos una de estas condiciones: ingresos mensuales netos superiores a 3,5 Canastas Básicas Totales (actualmente $ 364.758,80), ser titular de 3 o más automóviles con antigüedad menor a 5 años, de 3 o más inmuebles, de una o más aeronaves o embarcaciones de lujo o de activos societarios que exterioricen capacidad económica plena.

Los usuarios de menores ingresos, adheridos a la tarifa social, ya tuvieron en el primer semestre un incremento total del 21,6%, equivalente al 40% de la evolución del Coeficiente de Variación Salarial (CVS) del año pasado.

Los usuarios de esta franja tienen ingresos inferiores a una CBT ($ 104.216,80), un integrante en el hogar con certificado de vivienda del Renabap (Registro Nacional de Barrios Populares), un domicilio donde funcione un comedor o merendero comunitario registrado y al menos un integrante con Pensión Vitalicia a Veteranos de Guerra del Atlántico Sur.

Si entre los integrantes del hogar hay al menos uno que posea certificado de discapacidad expedido por autoridad competente, los ingresos totales para ser incluido en el nivel 2 se elevará al equivalente a 1,5 CBT ($ 156.325,20).

Por otra parte, a los usuarios de ingresos medios se les aplicó un aumento total de 42,7% (80% del CVS de 2021).

En este caso, para ser incluidos en el nivel 3 no tendrán que reunir las características de los otros dos niveles, salvo que se trate de usuarios el nivel 2 pero sean propietarios de 2 o más inmuebles o de un vehículo de hasta 3 años de antigüedad, excepto los hogares donde exista al menos un conviviente con Certificado Único de Discapacidad (CUD).

Los niveles 2 y 3 seguirán teniendo, en distintas proporciones, tarifas con subsidios, entendidos por la Secretaría de Energía como «una herramienta del Estado para el cumplimiento del principio de igualdad y no discriminación», según los considerandos del decreto 332/2022.

En esa norma se establecieron los criterios de segmentación que «permitirán identificar en forma más adecuada a distintos grupos de consumidores y consumidoras, en un marco de mayor equidad distributiva y justicia social».

El mismo decreto advirtió que la actual estructura de subsidios «genera profundas distorsiones concentrando una parte sustancial de su peso en los sectores de mayor capacidad de pago», en lo que el ex subsecretario de Planeamiento Energético, Santiago López Osornio, definió en la última audiencia pública del 12 de mayo como un «esquema pro-rico».

Por eso la norma consideró «necesario orientar la política de subsidios con sentido social protegiendo fundamentalmente a los sectores con menores ingresos, con el objeto de lograr valores de la energía razonables y susceptibles de ser aplicados con criterios de justicia y equidad distributiva, contemplando las distintas realidades y situaciones del universo de usuarios y usuarias».

En el primer semestre, los subsidios del Estado nacional destinados al sector energético ascendieron a $ 764.483,2 millones, con un incremento interanual del 116,8%, según la Asociación Argentina de Presupuesto y Administración Financiera Pública (ASAP).

En el caso de los subsidios a Cammesa, mayoritariamente destinados a compensar los costos de la generación de energía que integran el total de la tarifa de distribución, entre enero y junio fueron de $ 521.310 millones, con un aumento del 121,9% respecto del mismo período del año pasado.

Plazo hasta esta medianoche

Los usuarios de servicios de luz y gas de todo el país tienen plazo hasta esta medianoche para inscribirse en el Registro de Acceso a los Subsidios a la Energía (RASE), a través del formulario que permitirá establecer la segmentación tarifaria.

El formulario de segmentación está disponible en la página www.argentina.gob.ar/subsidios y pueden completarlo aquellas personas que representen al grupo familiar, sin importar la terminación del DNI.

Cómo es el paso a paso para completar el formulario

Una vez que se ingresó a la página web oficial, en un recuadro azul aparece la inscripción Completar el formulario, adonde hay que ingresar. Una vez allí, se debe aceptar que la información aportada tiene carácter de declaración jurada, luego de lo cual se abre el Formulario, que consta de tres pasos:

Paso 1

Son los datos personales:

-Número de DNI

-Número de trámite que figura en el DNI

-Número de CUIL

-Datos socioeconómicos (ingresos de bolsillo, situación laboral, asignaciones, electrodependientes y otros)

-Datos de contacto, como el teléfono y correo electrónico, este último es muy importante porque es adonde se cursarán las notificaciones de la segmentación de tarifas asignada.

Paso 2

Completar los datos del servicio de luz y gas, para lo cual es imprescindible tener las facturas a mano.

-Domicilio tal como figura en la boleta

-Datos del servicio de gas natural por red (en caso de contar con el mismo). Número de cuenta y cliente y Número del medidor.

-Datos del servicio de energía eléctrica.  Número de cuenta y cliente y Número del medidor.

– Datos del titular de cada uno de los servicios, en caso de que la factura no esté a tu nombre.

Paso 3

– Datos del hogar.

– En el caso de los convivientes mayores de 18 años, deberán completar los datos personales y socioeconómicos que se piden en el punto 1 al solicitante.

– En el caso de los menores convivientes, solo se debe informar cuántos son y si tuviera certificado de discapacidad.

– Datos de los bienes. (Ingresos de bolsillo, automóviles o inmuebles, embarcaciones, aeronaves u otros bienes de lujo, tal como lo prevé el decreto).

Una vez finalizados los tres pasos, recomiendan revisar los datos cargados. En esta primera etapa de inscripción, se le asigna al solicitante una segmentación automática y provisoria, ya que luego el Estado deben entrecruzarse los datos aportados y en caso de inconsistencias, se puede reasignar una nueva categoría.

Sin embargo, en caso de haber inconsistencias, habrá posibilidades de rectificar o corregir en una etapa posterior. Todas las respuestas serán enviadas al correo electrónico de las personas solicitantes. Desde la Secretaría de Energía de la Nación, informaron además que habrá un número para atender dudas y consultas: 0800-222-7376 que atenderá de 8 a 20 horas.

Cabe recordar que en la justificación de la segmentación de tarifas, el Gobierno Nacional remarca que «el Estado cubre más del 65% del costo del gas y del 70% del costo de la electricidad que se incluye en la factura. Sin embargo, el 50% de los hogares con mayores ingresos recibe casi el 60% de los subsidios totales».  Además, se afirma que el 90% de los usuarios y usuarias del país están en los segmentos de ingresos medios y de menores ingresos, por lo tanto van a continuar recibiendo el subsidio.

Existen dos casos en los cuales no tenés que llenar el formulario de inscripción:-Si sos electrodependiente no tenés que completar el trámite para solicitar el subsidio de la electricidad, pero sí debés hacerlo para solicitar el de gas. Para conocer más sobre el Registro de Electrodependientes, ingresá a esta página.

-Si en tu domicilio funciona una entidad de bien público no te corresponde hacer el trámite. Podés solicitar la tarifa diferencial para entidades.

Cómo se aplicarán los subsidios

La secretaría de Energía, a cargo de Darío Martínez aplicará la normativa tal como lo establece el decreto, donde la quita de subsidios se aplican de acuerdo al nivel de ingresos, aunque según publica Página 12, a diferencia del escenario planteado por Martín Guzmán, habrá un mayor plazo de análisis de los datos, con tres puntos centrales:

-La quita de subsidios a usuarios no será retroactiva a junio.

-Nadie que no se anote en el registro perderá el subsidio hasta tanto no termine el plazo de inscripción.

-Una vez completado el registro, el Gobierno articulará con los responsables y gobiernos de cada jurisdicción del país para que la quita tenga racionalidad.

Cabe recordar que el nuevo esquema de subsidios a las tarifas de luz y gas, tiene tres niveles de acuerdo con los ingresos de todos los integrantes del grupo familiar.

Nivel 1, con ingresos mayores a $333.410.

Nivel 2, para usuarios con tarifa social o ingresos menores a $95.260.

Nivel 3, de ingresos medios, para los que no cumplen con los requisitos de los otros dos niveles.

Cada nivel tendrá un porcentaje de aumento diferente en las tarifas de gas y electricidad. Y el segmento de mayores ingresos pasará a pagar la tarifa plena de los servicios, sin aporte del Estado.

Los usuarios del Nivel 1 (de mayores ingresos) van a pagar el costo pleno de la energía e incluye a todos los que tengan al menos una de estas condiciones:

– Ingresos mensuales netos superiores a 3,5 Canastas Básicas Totales (CBT), es decir, ingresos superiores a $333.410 con los datos de abril. Esta cifra va variando mes a mes de acuerdo a los datos actualizados de Indec.

– Tres o más automóviles con antigüedad menor a cinco años.

– Tres o más inmuebles

– Una o más aeronaves o embarcaciones de lujo

– Activos societarios que exterioricen capacidad económica plena.

-Nivel 2, usuarias y usuarios que reúnan alguna de las siguientes condiciones, considerando en conjunto a las y los integrantes del hogar:

-Ingresos netos menores a un valor equivalente a 1 Canasta Básica Total (CBT) para un hogar 2 según el INDEC ($100.000)

-Integrante del hogar con Certificado de Vivienda (ReNaBaP)

-Domicilio donde funcione un comedor o merendero comunitario registrado en RENACOM

-Al menos una o un integrante del hogar que posea Pensión Vitalicia a Veteranos de Guerra del Atlántico Sur

-Al menos una o un integrante que posea certificado de discapacidad expedido por autoridad competente y, considerando a los y las integrantes del hogar en conjunto, tengan un ingreso neto menor a un valor equivalente a 1,5 Canastas Básicas Totales (CBT) para un hogar 2 según el INDEC ($150.000)

-Nivel 3, de ingresos mensuales totales del hogar entre $100.000 y $350.000 pesos, posee hasta 2 inmuebles y hasta 2 vehículos con una antigüedad menor a 5 años.

Cada nivel tendrá un porcentaje de aumento diferente en las tarifas de gas y electricidad. Y el segmento de mayores ingresos pasará a pagar la tarifa plena de los servicios, sin aporte del Estado.

Comentarios