Publicado en

Liga ProfesionalEscándalo en el futbol de Primera: le robaron el partido a Patronato contra el equipo de Tapia

Los futbolistas del equipo perjudicado por el vergonzoso arbitraje explotaron tras su derrota 2-1 ante Barracas y fueron a increpar al árbitro Jorge Baliño que escapó rodeado por policías.

Fue un escándalo. Por lo que pasó en el partido, y por lo que pasó después. Barracas Central venció a Patronato por 2-1 en un duelo lleno de fallos impresentables por la implementación del VAR y que terminó con incidentes en el estadio de All Boys: los jugadores del conjunto entrerriano increparon al árbitro Jorge Baliño al finalizar el partido e incluso se pelearon con la policía.

Entre los muchos fallos injustos, se destacaron la anulación de 2 goles válidos de Patronato y la sanción en su contra de un penal inexistente.

Tras el pitazo final los visitantes se fueron encima de la terna arbitral encabezada por Baliño. Después de criticar el accionar (que claramente los perjudicó), se terminaron peleando con la policía.

Luego del final del partido, el entrenador del visitante, Facundo Sava, se mostró destrozado por el «robo» que sufrió su equipo. «Me dan ganas de llorar, ir a mi casa y no dirigir nunca más en mi vida», expresó el Colorado, con impotencia.

La primera polémica: el VAR anula el 1-0 del visitante

Cuando el partido estaba 0-0, Axel Rodríguez metió un zapatazo de zurda que pegó en el palo derecho de Maximiliano Gagliardo y se le metió al arquero de Barracas Central para que el visitante se ponga 1-0. Pero luego del llamado del VAR, el árbitro Baliño lo anuló. ¿Qué cobró? El defensor Brian Salvareschi despejó, pero desde el VAR advirtieron que la pelota rebotó (prácticamente imperceptible) en Sebastián Medina.

El polémico mensaje de la cuenta oficial de Patronato:

Luego del final del partido, la cuenta oficial de Twitter de Patronato tuiteó solamente una foto, sin ningún tipo de texto, pero con un mensaje claro: una bandera que dice «Pobre del que quiera robarnos la ilusión». Hasta ahora, los que roban resultados son los del club que preside la familia Tapia. Siempre con la imprescindible y valiosa ayuda de un plantel de árbitros incapaces y corruptos, designados a dedo.

Comentarios