Publicado en

Chicos Que CrecenJoaquín Romero, un ingeniero Químico con el horizonte abierto

El segmento radial de biografías del programa «Un Gran Día» esta vez nos trae la historia de un profesional formado en la ciudad y que sigue apostando al lugar que lo vio nacer.

Joaquín Romero tiene 28 años, nació en Río Grande, siendo que su familia llegó a la isla desde Entre Ríos. “Somos cinco hermanos y estamos todos acá en la ciudad apostando a la provincia como hicieron mis papás, estudiando, trabajando y dando nuestro aporte a la sociedad, y a su vez creciendo también como personas y como profesionales”, señaló el fueguino en declaraciones a ((La 97)) Radio Fueguina.. 

“Me recibí en septiembre del año pasado del 2021, la verdad que fue bastante largo y tediosa la carrera porque yo estudié y trabajaba paralelamente y la verdad que no fue nada fácil, pero después de tanto tiempo, tanto sacrificio y mucha constancia y mucho apoyo de la familia, de la pareja y de amistades y obviamente la constancia de uno mismo, se pudo llegar a terminar la carrera, recibirme y hoy en día apostando para seguir creciendo profesionalmente y seguir capacitándonos constantemente”, relató el entrevistado por la conductora y locutora Marita Romero.

“Yo terminé el primario en Don Bosco y el secundario lo curse en la escuela técnica CEPET, ahí me egresé como Técnico Mayor de Obra en el 2012 y la tecnicatura con la que salí me sumó para poder trabajar de forma profesional en el Municipio de Río Grande y con trabajos de forma independiente en la calle, y todo fue sumando también”, comentó el jóven profesional riograndense, y amplió que “el colegio sumó un montón a la hora de empezar la facultad, con una base importante en lo que son las materias básicas, como Física, Matemáticas, en las que se caracteriza por tener esa base más sólida comparado con otros colegios y esa ayuda me sirvió un montón para adaptarme hoy a los nuevos trabajos”.

Por otra parte, Joaquín Romero relató cómo fue cursar los estudios en la provincia: “Siempre uno tiene el sueño por ahí de irse a algún otro lado para vivir otra experiencia, pero nos vamos adaptando a la situación actual, a las condiciones que se tenían y nos quedamos con la posibilidad que se tenía de estudiar acá”, indicó Jaquín Romero. 

Actualmente trabaja en la empresa Mirgor en el área de Ingeniería de Procesos: “Desde hace muy poquito, desde hace un mes y medio que estoy acá y la verdad que es un trabajo muy desafiante, muy dinámico, constantemente haciendo cosas nuevas, se cambia de una cosa para la otra y tenés que estar corriendo prácticamente, pero es un buen ejercicio para formarnos también. Siempre nos recalcaron en la Facultad que esto es un puntapié, que es una base que te da, que después obviamente se complementa con más capacitaciones, con más profundización en las distintas temáticas”.

Con relación a sus estudios universitarios, sostuvo que “a mí me sirvió obviamente la facultad para poder desempeñarme en el área que estoy y, obviamente, un mundo un poco distinto, que es la electrónica y distinto de lo que es la química, pero suma un montón y se puede seguir capacitándose para poder crecer en el puesto y si hay alguna que otra oportunidad aprovecharla también”.

Comentarios