Publicado en

La plaga cruzó la fronteraRelevan los grandes daños que causa el castor en el lado chileno de Tierra del Fuego

No sólo es en el lado argentino. Mediante sobrevuelos de observación, técnicos chilenos retrataron el caos causado por el castor en bosques subantárticos, en territorio insular chileno.

Bosques y turberas chilenos son hoy el epicentro de destrozos y afectación tanto a la flora como a la fauna por parte del castor, especie que se introdujo intencionalmente en 1946 en el lado argentino de la zona para una actividad productiva que finalmente nunca prosperó.

Un sobrevuelo realizado por autoridades de Gobierno de Chle reveló los serios daños que actualmente se pueden observar en la zona producto de esta especie exótica invasora.

Del sobrevuelo participaron el subsecretario del Medio Ambiente Maximiliano Proaño, la delegada presidencial Luz Bermúdez, la seremi del Medio Ambiente Daniela Droguett y el coordinador nacional del proyecto GEF Castor, Felipe Guerra.

La revisión abarcó zonas del sur de Tierra del Fuego y parte del área marina costero protegida Seno Almirantazgo, con bosques y turberas intensamente colonizadas por el castor.

Los problemas del castor

De acuerdo al ministerio, el problema del castor es el gran daño que provoca a la biodiversidad y los servicios ecosistémicos.

Su presencia afecta zonas de captación de agua de los que dependen las ciudades, genera anegamiento en las alcantarillas de los caminos generando el corte de estos e inunda praderas útiles para el ganado.

De acuerdo a estimaciones compartidas por la cartera, en Chile, el impacto socioeconómico del castor asciende a US$73 millones tanto en actividades productivas (forestal, ganadería, turismo) como pérdida de biodiversidad.

“Sabemos que en caso de no hacer nada el impacto podría ascender a más de US$263 millones en los próximos veinte años”, aseguró Droguett.

La actividad, que fue posible gracias a la FACh, también sirvió para verificar en terreno la operación del Sistema de Información y Alerta Temprana (SIAT), herramienta que servirá en la futura implementación del Plan de Gestión para la erradicación del Castor en Magallanes.

Plan para controlar y erradicar a la especie

El Plan de Gestión para la erradicación del Castor en Magallanes tiene como objetivo hacer un control estratégico de la especie.

Se espera que en un horizonte de 15 años se logre controlarlo con miras a una futura erradicación total.

Por otra parte, el plan también busca la conservación y restauración de los ecosistemas que se han visto afectados por la presencia del roedor.

“Este sobrevuelo nos permite apreciar la complejidad de controlar esta especie en un ambiente tan desafiante como Tierra del Fuego y la zona de fiordos y canales del sur de la región de Magallanes”, indicó el subsecretario.

(biobiochile.cl)

Comentarios