Secretario de Malvinas, Antártida e Islas del Atlántico Sur y Asuntos Internacionales de la provincia, Andrés Dachary.
Secretario de Malvinas, Antártida e Islas del Atlántico Sur y Asuntos Internacionales de la provincia, Andrés Dachary.
Publicado en

G7Dachary rescató que por primera vez se ponga a Malvinas “por encima de todo”

El secretario provincial de Malvinas destacó la posición del presidente Fernández ante su par británico Boris Johnson, de anteponer el diálogo por la soberanía de las islas, por sobre cualquier otro tema de la agenda bilateral.

El secretario de Malvinas, Antártida e Islas del Atlántico Sur y Asuntos Internacionales de la provincia, Andrés Dachary, en diálogo con ((La 97)) consideró “altamente destacable” la actitud del presidente Alberto Fernández durante la cumbre del G7 en Münich, Alemania, de solicitar a su par británico Boris Johnson el diálogo por la soberanía Malvinas como premisa previa para conversar sobre otros temas de la agenda bilateral.

Dachary además de reiterar la postura del gobierno de Tierra del Fuego, a donde Malvinas pertenece, de que la solución de la controversia “se tiene que dar a través del diálogo y el derecho internacional” puso de relieve una novedad que se produjo durante el encuentro en Alemania, donde “por primera vez desde el retorno de la democracia se situó a Malvinas por encima de cualquier otro tema. Siempre Malvinas entraba atomizado en una agenda diversificada. Es destacable la actitud del presidente de que el primer tema debe ser el ejercicio pleno de la soberanía sobre las islas”.

Respecto de la lapidaria respuesta del primer ministro de Gran Bretaña, que consideró la cuestión Malvinas como “cerrada” en virtud de haber ganado la guerra de 1982, el secretario provincial dudó en si calificarlo como “desprecio por el derecho internacional o ignorancia”. En ese contexto, recordó que “estamos a días de cumplir 40 años una resolución de Naciones Unidas que expresa que el resultado del conflicto no generó Estado, es decir que la controversia sigue abierta y es necesario encontrarle una solución pacífica”.

Acerca de la repercusión y adhesión que en el G7 se encontró respecto de la postura argentina sobre la soberanía en Malvinas, Dachary rescató “la contundencia con la que se expresó nuestro canciller” y calificó de “emocionante escuchar el apoyo de todo el mundo, países latinoamericanos, europeos, africanos, asiáticos, o potencias como Rusia y China”.

En cambio, la prepotente actitud de Gran Bretaña la inscribe en “el contexto internacional no favorable para el Reino Unido” entendiendo que su cuestionado primer ministro “busca estas acciones simbólicas de ratificación. El año pasado vimos en medios británicos el llamado de intelectuales, académicos y periodistas no entendiendo cómo se puede apuntalar, en pleno siglo 21, una política colonialista de estas características, con un exorbitante gasto en recursos de defensa, e ideas cada vez más descabelladas”, esto último en referencia a la alocada iniciativa británica de disponer a Malvinas como un sitio de cárcel y castigo para inmigrantes ilegales que lleguen al Reino Unido.

Finalmente, Andrés Dachary analizó que, para Argentina, en cambio, “se abren oportunidades” en un contexto de guerra no deseada por nadie pero que indudablemente genera condiciones comerciales beneficiosas para países como el nuestro.

En tal sentido, sostuvo que es Cancillería quien debe seguir encabezando el reclamo para el ejercicio pleno de nuestra soberanía en las islas y el cumplimiento de la cláusula transitoria primera, pero añadió que “una estrategia que se digne de tal, no solamente debe estar asentada en el vector de la política exterior, sino también una pata en la economía, una pata en la dimensión militar, una pata en lo científico, tecnológica y hasta psicosocial. Por eso es tan importante esta oportunidad que se abre en el mundo, a partir de una situación absolutamente indeseable como una guerra”.

Comentarios