Publicado en

Chicos Que CrecenPablo Maravilla, un chef ejecutivo con experiencia internacional

En el segmento radial del programa “Un Gran Día”, el fueguino relató su historia y su regreso a la isla luego de haber hecho experiencia en Europa.

En declaraciones a ((La 97)) Radio Fueguina, Pablo reconoció que la inclinación hacia la cocina tiene que ver con su madre. “Yo creo que tiene que ver con que mi vieja es una maestra en la cocina, así que yo creo que inculcó bastante.

La secundaria la finalizó en la Comercio 1 y luego se fue a estudiar a Buenos Aires al Instituto Argentino de Gastronomía, siendo que una de las cosas particulares de su historia es que su hermano gemelo también se recibió de la misma carrera. 

“Siempre fuimos de la mano y hasta estudiamos lo mismo, los dos nos recibimos y una vez que nos recibimos nuestros caminos se separaron por un largo tiempo, yo me fui a vivir a España estuve 6 años viviendo haciendo experiencia hasta que tocó volver a casa y aplicar todo lo que se aprendió”, relató el profesional de las ollas, y agregó que “ahora estoy trabajando en un grupo gastronómico”, teniendo en cuenta que se encuentra desarrollando el rol de encargado general.

Respecto de su tarea actual, Pablo expuso que “con el grupo tengo mucha incidencia en todo lo que son las cocinas del grupo”, siendo que no cocina directamente, pero sí se aboca a la planificación de los menús y los cambios de carta. “Ya es un trabajo de chef ejecutivo”, mencionó el fueguino, quien además remarcó la satisfacción de poder cocinar para los parientes en los encuentros familiares. 

“Obviamente cocinar para la familia es un placer aparte porque son tus fan número uno, los fans incondicionales, pero son dos cosas totalmente diferentes y todo lo que tenga que ver con la gastronomía lo disfruto mucho, es ya parte del día a día, de mi ciencia y la verdad que me gusta mucho”, explicó.

A su vez, sobre su regreso luego de vivir en España, Pablo amplió que “en realidad venía de vacaciones, hace 4 años que no venía para acá y salió una oferta de trabajo muy buena en ese momento y decidí quedarme una temporada para estar un poco con la familia, y una cosa llevó a la otra y vino mi primera hija y no me fui más”.

Con relación al rubro que eligió para desempeñarse, destacó que hay mucha competencia, innovación y necesidad de estar actualizado: “La tenés que remar, te tenés que preparar mucho, no te tenés que quedar atrás, la Gastronomía es algo que va evolucionando día a día y yo los años sigo haciendo cursos para no quedarme atrás, porque es un rubro y una profesión en la que tenés que trabajar muy duro para poder destacarte”.

“La gente nunca va a dejar de comer, entonces queda en el ingenio de cada uno cómo hacer que la gente vaya a tu lugar, entonces yo calculo que esto también es un poco capacitarse, ver para dónde van las nuevas tendencias, ya que Río Grande quieras o no es un lugar que se mueve con tendencias, le gusta siempre lo nuevo, mirar un poco para afuera, a ver que se está haciendo y, si alguien lo hace acá, va ahaber una oportunidad, es un público exigente, pero qué te da la chance de poder hacerlo”, concluyó el cheff.

Comentarios