Publicado en

Chicos Que CrecenAna Gómez, una contadora con el apoyo total de su familia

La contadora Ana Gómez se recibió el tres de enero en la UCES, luego de mucho esfuerzo y con el acompañamiento de toda su familia, que colaboró para que pueda cumplir su objetivo a pesar de las demoras.

En declaraciones a ((La 97)) Radio Fueguina, en el marco de la columna radial “Chicos Que Crecen”, del programa “Un Gran Día”, Ana Gómez remarcó que siempre tuvo orientación hacia las Matemáticas. Sostuvo que “fue desde chiquita, desde la primaria, y ya en la secundaria tomé lo que es Ciencias Económicas como modalidad de estudio y me oriente por la carrera de contador, porque en el momento que yo empecé a estudiar no había muchas opciones digamos, pero siempre me orientación fue lo que es Matemática y Economía”. 

La secundaria la realizó en la Comercio N°1 y se recibió en el 2005. “Egresé y al año siguiente comencé la carrera de contador en la UCES, empecé super bien, de por medio tuve a mis hijos, a mi hija más grande que va a cumplir 15 este año y después tuve a mi nene en el 2012, que ya va a cumplir 10; y en ese momento es que me tomé un tiempo”, relató la profesional en diálogo con Marita Romero. 

Sobre ese impás, Gómez comentó que “abandoné un tiempo la carrera, en principio va a ser un tiempo, pero después al final fueron unos años y retomé en el 2018, cuando fue como que hice un click y dije que quería terminar porque la tenía muy avanzada y abandoné cinco o seis años más o menos”.

“Ahí la retomé, siempre con la ayuda de la familia, porque si no no se puede, más cuando tenés hijos y trabajas, cuesta más, pero en el 2018 me puse las pilas, que costó mucho porque ya no son los mismos tiempos, pero se pudo y ahora ya recibida es como un logro y un objetivo cumplido”, destacó la vecina que logró concretar una historia personal que puede servir de inspiración para otros estudiantes. 

“Me costó un montón porque tuve que ir de a una materia porque me daba miedo, pero a ese miedo que uno se pone hay que enfrentarlo uno mismo -detalló Gómez-. Obviamente no es todo color de rosa porque vas estudiando y tenés tus tropiezos en el camino, que no todo sale a la perfección, así que a veces se demora un poquito, pero la familia tuvo que ver al 100% porque el apoyo que te da lo necesitas, el apoyo de mi marido, de mi papá, de mis hijos, que son súper buenos y ellos entienden que mamá está estudiando y se portan bien. Así que el apoyo de la familia al 100% porque si no cuesta más y es como que vas luchando contra la corriente”.

Comentarios