Publicado en

Bienestar y SaludLa importancia de una merienda saludable para los chicos

La licenciada en Nutrición, Nadia Shapiro, brindó detalles de cómo armar una merienda saludable para los chicos.

La especialista sostuvo que “las colaciones son saludables a mayor cantidad de nutrientes, lo que hay que hacer es evitar los jugos, que son los que principalmente adquieren más los niños en los recreos en los kioscos, y las golosinas, no solo los caramelos, sino también todo lo que son alfajores y alimentos ultraprocesados”.

En declaraciones a ((La 97)) Radio Fueguina, Shapiro comentó que es bueno que los pequeños se acostumbren a “llevar una botellita de agua y una fruta, que los niños aprendan y adquieran el hábito de llevar a todos lados una botella de agua”.

“También podemos empezar a preparar alimentos caseros, como por ejemplo galletitas caseras o alimentos naturales que van a tener un 50% más de vitaminas y minerales y van a estar libre de colorantes, de saborizantes artificiales y derivados”, expuso la nutricionista en diálogo con Marita Romero, durante el programa radial “Un Gran Día”. 

“Se puede incorporar cualquier fruta incluso verduras se pueden hacer de avena con harina integral y también se pueden incorporar naranjas, zanahorias, se pueden hacer budines, se pueden utilizar otras harinas, como la harina de algarroba, que es una de las que más me gustan a mi, e ir probando”, agregó.

“Las galletitas particularmente salen de forma mucho más rápida -mencionó Shapiro-. La idea es buscar preparaciones sencillas que no reclamen demasiada elaboración y que los padres o madres puedan realizar de forma rápida, incluso con los niños, porque aquellos niños que participan de la elaboración de preparaciones van a aprender a alimentarse de forma saludable, jugando, practicando, viendo cómo se preparan los alimentos y los sabores que tienen”.

“La fruta es lo principal y lo que no puede faltar hay, que recordarle a los niños, hay que promover la disponibilidad de estos alimentos naturales de forma constante y de esta forma ellos crean el hábito,  pueden preparar ensaladas de frutas, de hecho hay unos bolsitos que son para almuerzos y meriendas que mantienen el frío”, precisó la especialista.

A su vez, añadió que “se pueden comprar cereales sin agregados de azúcar, lo mismo con los frutos secos, y siempre trabajamos con las porciones adecuadas, en estos casos es aproximadamente un cuarto de taza, y se puede comprar a granel para ahorrar dinero y luego distribuir”.

“Aquellas mamás que tienen galletas en la casa y prefieren dar galletas a sus hijos, jamás darle un paquete entero, los alimentos atrás tienen una tabla de composición nutricional, donde dice la información nutricional y la porción, generalmente va en los 30 gramos que depende de la edad del niño, puede ir de 2 a 5 galletitas, por ejemplo”, remarcó Shapiro, y concluyó diciendo que “es tan importante la alimentación como la actividad física, los niños se tienen que mover al menos una hora todos los días”.

Comentarios