Publicado en

Obras en el centroLevantarán en su totalidad los adoquines de la Perito Moreno

Se trata de los cruces de la importante arteria con Belgrano y 9 de Julio. Se aplicará asfalto pero se mantendrá el diseño integrador entre calzada y veredas.

El Municipio de Río Grande acelera la intensidad de la obra pública, a favor del clima de la época.

“Aprovechamos el clima favorable pero también la presencia muy reducida de vecinos en la ciudad, para llevar adelante trabajos que complican el tránsito y que en otros momentos serían un verdadero problema”, explicó a ((La 97)) Radio Fueguina, la secretaria de Planificación, Inversión y Servicios Públicos del Municipio, Silvina Mónaco.

Entre las obras que se van a apurar, la funcionaria habló del drástico recambio de la superficie en una avenida clave del centro de la ciudad como lo es Perito Moreno.

En su intersección con Belgrano y con 9 de Julio, la citada arteria presenta una ejecución que no se repite en otros sectores, como es la manta de adoquines que soportan el paso de los vehículos.

Esa cubierta, similar a la de épocas coloniales, se encuentra notoriamente afectada por el paso del tiempo y la falta de mantenimiento, al punto de presentar riesgos al tránsito y a los peatones.

La decisión del Ejecutivo es levantar toda la superficie de bloques y reemplazarlo por una capa de asfalto, de rápida ejecución.

“Es similar al trabajo de recapado asfáltico que se hizo en otras calles”, explica Mónaco, “se dispone una buena base y encima el recapado asfáltico”. “Lo bueno es que en pocos días queda en condiciones de ser habilitado”, exaltó.

Las piezas del empedrado, por sus cualidades, tienen un alto valor de reciclado, por lo cual la funcionaria descartó de plano la idea de descartarlos: “Debido al valor que los adoquines tienen para ser reutilizados, los vamos a conservar hasta que se defina su utilización en “intervenciones urbanas, en plazas o en otros usos que puedan planearse”.

Integración urbana

En búsqueda de ciudades más inclusivas, que alienten el desplazamiento peatonal y ciclístico, con vías de tránsito más seguras para los vecinos, las ciudades modernas trabajan en diseños integradores, donde desaparecen los cordones y se establece un único nivel para calzada y acera, con desaparición de los cordones.

Un diseño de tal tipo, sin solución de continuidad entre calle y vereda, se planteó en la avenida Perito Moreno, prometiendo repetir el planteo a todo lo largo de la arteria, pero el impulso solo alcanzó para dos intersecciones, las citadas de Belgrano y Perito Moreno.

“Fue una intervención que, en su momento, estéticamente dio buen resultado –concedió Silvina Mónaco- pero con el tiempo se ha degradado y no puede ser reparado, entre otros motivos porque no se pueden obtener piezas (adoquines) de remplazo”.

Compartió que “la idea es respetar los niveles, hay una integración entre vereda y calle, con transiciones en donde van los pluviales. Todo eso se va a conservar, no se van a modificar los niveles existentes, se va a respetar el diseño original”, garantizó Mónaco.

Comentarios