Publicado en

“Les cambio mi vida por la de mi hijo”El profundo dolor de Eduardo Buchieri, el padre del hombre desaparecido

Es médico jubilado, se encuentra debilitado en su salud e implora por que se esclarezca lo sucedido con su hijo. Se cumple una semana desde que Alejandro Buchieri se internó en el agua en un bote inflable y no se supo más de él.

Se cumple hoy una semana desde que Alejandro Buchieri se internó en el mar, frente a las costas de Cabo Domingo, en un bote inflable a remos que acababa de comprar. La marea, las olas y el viento arrastraron al robusto hombre de 35 años y a su frágil embarcación hacia un destino hasta ahora desconocido.

Su familia vivió toda la angustia desde la lejana ciudad cordobesa de Río Cuarto, al menos hasta hoy en que sus dos hermanos llegan a Río Grande para vivir de cerca todo lo que se relaciona con la búsqueda.

Pero su padre, Eduardo Buchieri, habló en días previos con el canal privado de la ciudad natal de todos ellos y expresó con sobrecogedor dramatismo el dolor lógico que lo embarga y la angustia adicional por no tener explicación razonable de lo que le pasó a su hijo.

“No hay nada que sea comparable a este horror que como familia estamos viviendo”, expresó ante la cámara Eduardo Buchieri. “Es un dolor que nadie lo puede resistir”.

Su quebranto y su impotencia derivan en un pedido a la comunidad fueguina, en busca de la respuesta deseada: “Como estoy a 3 mil kilómetros de distancia apelo al pueblo de Río Grande y de Ushuaia que, si tiene alguna información que dar, que la dé por favor”.  “Mi hijo es una excelente persona, mucha gente lo conoció en Río Cuarto, está lleno de amigos, solo se fue tan lejos para poder progresar en la vida”, explicó, buscando en el pasado las razones de un presente incomprensible.

Eduardo Buchieri tomó distancia del morbo que envolvió al caso, surgido de la controversia en el ámbito familiar y las sospechas que se han esbozado en contra de la pareja de Alejandro, Andrea Borda, quien lo acompañó hasta la playa y filmó lo que resultaron ser las últimas imágenes que se tienen de él.  “No voy a hablar de la vida personal de mi hijo ni de la persona que lo acompañaba –rechazó- solamente que como papá no estoy convencido de que mi hijo haya cometido tal imprudencia de meterse al mar tan peligroso”.

«Puede suceder –concedió- pero tengo derecho a pedir que se abran todas las líneas de investigación para que se lo encuentre lo antes posible”.

“No soy una persona rencorosa, soy jubilado y toda mi vida he servido a la comunidad. Hoy me encuentro enfermo y pasando por esta penuria”, lamentó Buchieri padre.

Les cambio mi vida por la de mi hijo, que me lleven ya pero que me lo devuelvan”, rogó el atribulado hombre en la única entrevista que ha concedido desde que su hijo desapareció en el mar, a 3.500 kilómetros de su hogar y de su familia.

Alejandro Buchieri desapareció en el mar a bordo de un gomón a remos el 5 de enero en Cabo Domingo.

(Imagen de portada: captura de TV Telediario, Río Cuarto)

Comentarios