Publicado en

¿Qué buscaba la Justicia?Sorpresivo operativo en la vivienda del desaparecido Buchieri

La casa particular del hombre perdido hace 4 días en el mar, fue registrado por orden judicial, al igual que el vehículo en que él y su pareja se movilizaban esa mañana. Las causas del procedimiento.

Han pasado 4 días de intensa búsqueda y nada se sabe de la suerte corrida por Alejandro Buchieri, el hombre que el pasado miércoles se internó en el mar, frente a Cabo Domingo, tripulando un bote de gomas inflable, junto con él cual permanece desaparecido hasta ahora.

La novedad en el caso se produjo este domingo, pero no por efecto de la búsqueda sino por un sorpresivo operativo policial-judicial, llevado a cabo en el domicilio del hombre, ubicado al 1.200 de la calle Antártida Argentina, en Río Grande.

El allanamiento al inmueble -llevado adelante por efectivos de la Policía de la Provincia- fue supervisado en persona por el Juez a cargo de la causa, el doctor Daniel Cesari Hernández, y el Fiscal Ariel Pinno.

El procedimiento alcanzó también a un automóvil VW Gol blanco, que estaba estacionado frente a la vivienda y que es el mismo en el cual se movilizaban aquella mañana Buchieri, su esposa Andrea Borda y la mascota, un perro mostrenco blanco.

Tras más de dos horas de labor, los efectivos se llevaron del lugar una computadora, tres teléfonos celulares, efectos personales del hombre y otros elementos que el Juez consideró pertinentes para la investigación.

A pesar de los innumerables rumores y especulaciones que despertó (en redes y en portales informativos) la sorpresiva medida judicial, el propio magistrado informó a radiofueguina.com que no hay imputados en la causa y que no existe –por ahora- una hipótesis investigativa, más allá de la desaparición de persona que da pie a la causa judicial.

¿A qué se debió el allanamiento?  

Fuentes judiciales explicaron a este medio que el operativo de este domingo en la vivienda de calle Antártida Argentina y otros procedimientos ordenados por el Juez, apuntan a descartar sospechas que hablan de una supuesta acción planificada en la desaparición del docente de 35 años, motivadas en la relación previa con su pareja y en indicios detectados en las redes sociales.

Estos indicios –se supo- se refieren a una supuesta actividad detectada en el teléfono de Buchieri horas después de denunciada su desaparición. Cabe mencionar que el aparato nunca apareció y que Borda no supo precisar si lo llevaba con él cuando se adentró en el agua.

Allegados a la familia del desaparecido dijeron también que les había llamado la atención encontrar en la red social Facebook anuncios de venta de distintos elementos a nombre de Alejandro Buchieri, por lo cual su familia (el viernes llegó a la isla su hermano) le solicitó al Fiscal que aclare la situación, lo que dio sustento al secuestro de elementos informáticos de la familia.

Previamente, el viernes pasado fue secuestrado y peritado el teléfono celular de Andrea Borda, registro del cual no surgieron elementos que pudieren fundamentar sospecha alguna sobre ella. Por el contrario, voceros judiciales confiaron que los registros del aparato coinciden con sus declaraciones ante el Juez y que fueron hallados tanto el video como las fotografías que ella difundió, y que son coincidentes la fecha y hora de captura con los momentos previos a la denuncia de la desaparición de Alejandro Buchieri.

Por otra parte, el Protocolo de Actuación en casos de personas desaparecidas y extraviadas, impone la obligatoriedad de investigar los últimos lugares donde se vio a la persona buscada. Establece la importancia de proceder al secuestro de documentación de interés (diarios personales, anotaciones, equipos informáticos y/o tecnológicos, soportes de almacenamiento digital) cuyo peritaje y análisis permita enriquecer la información.

Prevé también la incautación de aquellos elementos de los que podrán obtenerse muestras de ADN, a fin de utilizarse en posibles confrontes ante el hallazgo de cadáveres. De hecho, entre los elementos incautados por los policías se contaron prendas de vestir y objetos personales de Buchieri, los que fueron resguardados para eventuales estudios comparativos de ADN.

La búsqueda continúa

En cuanto al operativo de rastreo, se aclaró que continúa, tanto en la costa como sobre el agua, sin plazo de finalización por el momento. Están abocados a la búsqueda, dos barcos de uso civil, dos aviones, un helicóptero, botes rígidos de Prefectura Nacional, cuatriciclos y toda la logística disponible de la Policía Provincial y la dirección de Protección Civil de la Provincia, además de Defensa Civil del Municipio de Río Grande.

Se informó –además- que se ha girado la alerta correspondiente al sistema federal de cooperación entre las diversas reparticiones policiales de todo el territorio nacional.

Comentarios