Publicado en

"Desfile de Modelos"Soledad Bernald, una portera siempre lista para ayudar

En el segmento radial sobre ciudadanos ejemplares, Marita Romero presentó a una trabajadora de maestranza que aporta su voluntad y esfuerzo todos días.

En el segmento radial de «Un Gran Día» sobre personas que se destacan a nivel social por la actividad que realizan y la forma en que lo hacen, Marita Romero entrevistó a Soledad Bernald, quien se dedica a ser portera o, como se denomina formalmente, trabajadora de maestranza.

La vecina desarrolla su tarea de manera ejemplar en el colegio Antártida Argentina, desde hace 16 años, donde confiesa que se siente “en casa” aunque no fue algo que haya planificado, ya que le hubiera gustado ser policía o abogada. 

Tal vez por esa vocación de servicio que siempre tuvo es que se la ve cotidianamente con una sonrisa, haciendo su trabajo meticulosamente y dispuesta a colaborar con los estudiantes y los docentes cuando lo necesitan. 

Respecto de los estudios que le hubiera gustado realizar, Soledad señaló que debido a los nacimientos de los hijos y los trabajos que fueron surgiendo en su vida no pudo encarar una carrera académica, pero remarcó que no siente que sea tarde para hacerlo apenas pueda. 

“Estamos esperando que sean un poquito más grandes mis niños y tenga tiempo exclusivamente para retomar los estudios”, expresó la portera en declaraciones a ((La 97)) Radio Fueguina.

En el Colegio Antártida Argentina trabaja siete horas, desde las cuatro de la tarde, y destacó el compañerismo que hay entre los empleados del establecimiento. “Salgo a las 11 de la noche, acomodo las cosas para mi hijo, que es especial y mi otra nena que va al jardín, tipo 2 de la mañana me acuesto a dormir para poder despertarme a las 7:30 del otro día, dedicarme a ellos y, a las 16 horas, ya después de venir para el colegio”, relató Soledad. 

Por otra parte, dejó un comentario acerca de cómo vivió los primeros tiempos de la pandemia de Covid-19 y el regreso paulatino a las actividades de todos los días. “Fue bastante estresante -expresó la portera-, familiares, amigos de por medio que ya no están, así que la verdad muy mal, y cuando volví a trabajar en la escuela fue como volver a empezar, volver a tener más libertad después de tanto encierro y tanto dolor del promedio”.

Comentarios