Publicado en

Es cada 10 añosEl Censo Nacional se hará el año próximo y se podrá responder por internet

Será el 18 de mayo, bajo la modalidad de censo previo. Debió efectuarse en 2020 pero se suspendió por la pandemia.

El censo poblacional que se realiza cada 10 años, y que debió suspenderse en 2020 por la pandemia, se llevará a cabo a través de redes el 18 de marzo próximo y luego -de manera presencial- el 18 de mayo, precisó hoy el titular del Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) Marco Lavagna.

Lavagna formuló este anuncio durante un acto celebrado en la Casa de Gobierno encabezada por el presidente Alberto Fernández, junto al ministro de Economía, Martín Guzmán, y otros funcionarios del gobierno nacional.

“Debido a la pandemia debimos postergar el censo. A nadie se nos escapa que es el operativo estadístico más grande que tiene un país”, sin embargo “la pandemia nos dio la oportunidad de incorporar herramientas tecnológicas, para hacer más rápido y eficiente” este trabajo, dijo Lavagna.

En este marco, el funcionario destacó la realización a partir del 16 de marzo del I-Censo, en el cual la gente -de manera opcional- podrá empadronarse a través de la web, y responder las mismas 56 preguntas que se realizarán de manera presencial.

Al hacerlo de manera anticipada, recibirá un código tras completar el formulario.

“El I-Censo es un procedimiento que se utiliza ya en otros países y estará ‘abierto’ por 60 días” para ser completado, explicó Lavagna.

Luego, el miércoles 18 de mayo del próximo año, se realizará el Censo de manera presencial “con unos 600.000 agentes en todo el país”.

Ese día no será laborable y tendrá las restricciones que operan en todo acto de ese tipo o elecciones.

Quienes se hayan registrado y completo el I-Censo le entregarán el código al censista, y los que no lo hicieron, deberán contestar las preguntas de manera directa.

Para lograr este operativo “habrá una capacitación 100 por ciento virtual, y nos va a permitir desarrollar uno de los campus virtuales más grandes de argentina”, dijo Lavagna, quien adelantó que pedirá colaboración al Ministerio de Educación para esta labor que se viene realizando desde 1947 en el país.

“Es un desafío muy grande”, dijo Lavagna y adelantó que también “vamos a utilizar otras estadísticas que maneja el Estado, como generar un registro a partir de los DNI”.

Sin embargo, dejó en claro que “regirá el secreto estadístico” por el cual los datos que brinden los censados no podrán ser observados por ningún funcionario.

Con Este procedimiento de I-Censo previo “no vamos a estar ahorrando 670 toneladas de papel, o el equivalente a 18.000 árboles”, dijo el funcionario, además de destacar la mayor velocidad para procesar los datos.

Lavagna pidió colaboración a los gobernadores “porque el 18 de marzo parece lejano, pero debido a la envergadura del trabajo, está acá no más”.

Adelantó que se realizará un censo experimental en algunas localidades especialmente seleccionadas para ver el funcionamiento.

Si bien el 18 de mayo se realizará el censo de manera presencial, los agentes se tomarán una semana más para relevar aquellos que no hayan sido posible censar esa fecha.

Lavagna estimó que “30 días después se conocerán los resultados preliminares, ocho meses después los primeros datos definitivos, y 13 más tarde los datos consolidados”.

Luego de Lavagna, el ministro Guzmán dijo que el Censo Poblacional “es de una importancia singular” debido a que “construye la base de la infraestructura de la estadística de lo que somos como país”.

El ministro recordó que el último censo poblacional se realizó el 27 de octubre de 2010, “el día que murió Néstor Kirchner”, un día muy triste, muy difícil».

Afirmó que el censo “nos va a permitir diseñar más y mejores políticas públicas que nuestra sociedad enfrenta” y apuntó que “si hubo necesidad de contar con estadísticas fue el año pasado y este año”, para poder combatir la Covid-19 y sus consecuencias sociales y económicas.

Al respecto, Guzmán aseguró que el país “no vive un rebote sino una recuperación de la economía y del empleo, en donde distintos sectores de la sociedad tienen distintas velocidades, y donde el Estado implementó políticas públicas que permitió preservar las capacidades”.

«Qué país tenemos»

El presidente Alberto Fernández encabezó hoy la reunión inaugural del Comité Censal de Operativo del Censo Nacional de Población, Hogares y Viviendas, que se llevará a cabo en 2022, y destacó esa medida como «central» para conocer las «fortalezas y debilidades» del país.

«Venimos de un tiempo donde el Estado fue poco cuidado y muy desatendido por los que gobernaban, que creyeron más que muchas cosas se resuelven fuera del Estado», planteó el mandatario en referencia a la anterior administración de Mauricio Macri.

Desde el Museo del Bicentenario de la Casa Rosada, donde se reunió gran parte del gabinete, Fernández sostuvo que «para el desarrollo de una sociedad y de la economía es un dato primordial saber dónde está parada, y el censo ayuda a conocer cabalmente dónde están nuestras fortalezas y debilidades».

«Tenemos que saber bien qué es lo que queremos saber: cuánta gente no tiene casa, qué le pasa a nuestra población carcelaria, qué pasa con los chicos en la calle y la posibilidad de que los clubes sean centros de contención, cuántos argentinos pueden convertirse en soldados de la patria y cuántos se dedican a la agricultura familiar», ejemplificó el mandatario sobre la importancia del censo, programado para mayo de 2022.

Para el jefe de Estado, «a la hora de querer auxiliar o promover la actividad de las personas, necesitamos saber dónde están parados».

Fernández señaló que «el trabajo del censo es una suerte de fotografía que le tomamos a la sociedad y al Estado argentino cada 10 años» y que «permite saber qué políticas implementar, dónde hay debilidades y fortalezas y poder actuar como corresponde».

Además del Presidente durante el acto también hablaron el ministro de Economía, Martín Guzmán, y el director General del Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), Marco Lavagna.

Al recordar el censo del 27 de octubre de 2010, Fernández evocó que esa jornada fue muy «traumática» porque se produjo la muerte del entonces expresidente Néstor Kirchner, a lo que se le sumó que, el año pasado, el nuevo relevamiento no pudo hacerse debido a la pandemia de coronavirus y las «restricciones» impuestas para mitigar los contagios.

Por último, el Presidente destacó que, después del censo, el país debe contar, «al mes 13 del día en que se haga», el relevamiento con los «datos más exactos posibles de lo que hoy es Argentina».

En tanto, Guzmán ponderó que «el censo es un activo del Estado nación, que nos permite como sociedad ir construyendo condiciones para una Argentina con más oportunidades, derechos y estabilidad y, así, poder construir el país en el que queremos vivir».

Por su parte, Lavagna detalló que el censo consistirá en un «cuestionario único» de 56 preguntas «dividido en dos partes» y añadió que el censista marcará en un dispositivo la geolocalización.

El operativo contará, según indicó el titular del Indec, con aproximadamente «600 mil personas», y añadió que además se «reducirán al máximo que se pueda los operativos de campo» por los riesgos sanitarios.

Participaron del acto el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y los ministros de Ciencia, Roberto Salvarezza; de Cultura, Tristán Bauer; de Desarrollo Territorial y Hábitat, Jorge Ferraresi; de Educación, Nicolás Trotta; de Seguridad, Sabina Frederic; de Turismo y Deportes, Matías Lammens, y de Mujeres, Géneros y Diversidad, Elizabeth Gómez Alcorta, entre otros funcionarios

Los gobernadores Gustavo Bordet y Omar Gutiérrez, de Entre Ríos y Neuquén, respectivamente, también asistieron a la actividad.

El comité permitirá «articular con los organismos de Gobierno y coordinar las actividades precensales así como aquellas que se realicen cuando se lleve a cabo el censo», se informó en un comunicado

Por primera vez el censo se realizará bajo la definición de «censo de derecho», por lo que las personas serán contabilizadas donde residan habitualmente.

Se trata de la definición más utilizada a nivel mundial debido al creciente interés por la información y el comportamiento de los hogares y las personas en sus lugares de residencia.

Comentarios