Publicado en

Causa MalvinasEl canciller Solá trató de “ignorante” a Beatriz Sarlo

«El imprescriptible reclamo de soberanía sobre Malvinas es un mandato constitucional», recordó el funcionario nacional. La mediática escritora aseveró que “las Malvinas son británicas”.

El canciller Felipe Solá, remarcó hoy que «el imprescriptible reclamo de soberanía de Argentina sobre las Islas Malvinas es un mandato constitucional, reconocido por Naciones Unidas» y «un deber moral con los excombatientes y caídos» en la guerra de 1982.

Solá expresó estos conceptos en sus redes sociales, tras las polémicas declaraciones de la escritora y ensayista Beatriz Sarlo, quien, en una entrevista televisiva, había dicho que «las Malvinas son un territorio británico».

«Para algunos ignorantes: el imprescriptible reclamo de soberanía de Argentina sobre las Islas Malvinas es un mandato constitucional, es reconocido por Naciones Unidas y es un deber moral con los excombatientes y caídos», escribió el canciller, sin mencionar a Sarlo, en su cuenta de Twitter.

El jefe del Palacio San Martín reafirmó además la soberanía argentina sobre las Islas Malvinas, Georgias del Sur, Sándwich del Sur y los espacios marítimos.

«Es nuestra Patria. No vamos a claudicar en su defensa», enfatizó el canciller Solá.

Con sus declaraciones, Sarlo se mostró en sintonía con la postura negacionista de la soberanía argentina sobre el archipiélago de algunos referentes de Juntos por el Cambio, como la precandidata a diputada nacional Sabrina Ajmechet y la titular del PRO, Patricia Bullrich.

«Cuando la gente dice ‘las Malvinas son argentinas’ no se sientan ni un minuto a pensar, si son argentinas, si no son argentinas, ni qué son las Malvinas», señaló el pasado martes la ensayista en una entrevista televisiva con la LN+, y agregó que el archipiélago se asemeja al «sur de Escocia».

En esas declaraciones, Sarlo consideró además «un acto nacional psicótico» el envío de tropas a Malvinas en 1982 por parte del dictador Leopoldo Galtieri y juzgó que el desembarco de las tropas argentinas en las Islas «fue una invasión, revindicando tierras que aparentemente fueron de la Argentina en la tercera década del siglo XIX, es decir cuando Argentina no estaba unificada como país y no tenía Constitución».

Repudio de Filmus

Los dichos de la intelectual también fueron cuestionados por el secretario de Malvinas, Antártida y Atlántico Sur de la Cancillería, Daniel Filmus, para quien las afirmaciones de la ensayista «demuestran una ignorancia enorme sobre el tema».

«Las declaraciones de Sarlo demuestran una ignorancia enorme sobre el tema. En primer lugar, una ignorancia histórica pero también política y geográfica», indicó Filmus en diálogo con Télam.

En su respuesta a la escritora, el funcionario hizo un repaso histórico que dan sustento al reclamo argentino sobre la soberanía de las Islas Malvinas.

«Las Malvinas fueron heredadas de España, fueron incorporadas al territorio (nacional) el 25 de mayo de 1810 por la Primera Junta, que en la primera semana de gobernar les pagó a los militares españoles que estaban allí», recordó Filmus.

El secretario dio otros detalles históricos, que, sostuvo, «Sarlo desconoce», como el dato de que el libertador José de «San Martin, desde Mendoza en 1816, pide que, si no le mandaban soldados, le envíen aquellos que estaban en el presidio de Malvinas.

Además, «en 1820, el gobierno de la provincia de Buenos Aires -de quien dependían los territorios del sur- toma posesión y ese mismo año se iza por primera vez la bandera argentina en las Islas, hecho del cual el año pasado se conmemoraron los 200 años», dijo Filmus en su reseña histórica, en la que agregó la «designación en 1828 de (Luis) Vernet como primer gobernador argentino en las islas».

«Desconocer todo esto y decir que Argentina todavía no era Argentina y que, por eso, había derecho a usurpar una parte de nuestro territorio es de una gravedad enorme, y darle a la usurpación autoridad legal y legítima es colocar a la fuerza militar por encima de los derechos históricos y jurídicos», reflexionó.

Comentarios