Publicado en

Río GrandeCampaña de donaciones para solventar los gastos de la Casa del Niño

La Asociación Civil de Apoyo Familiar inició nuevamente la campaña del Vecino Protector para colaborar con la Casa del Niño.

La referente de la institución, Silvia Chedrese, mencionó que “esta campaña, como las anteriores, es para que nos ayuden, desde la comunidad, porque son los vecinos quienes han protegido durante tanto tiempo la Casita para que nunca nos falte ese dinero que necesitamos para continuar con nuestras actividades”.

El objetivo de la colecta es “hacer frente a los gastos institucionales, como son los servicios, los insumos de limpieza o insumos para la merienda, porque siempre una casa tiene muchos gastos y nosotros no tenemos subsidio de ningún tipo, nadie nos ayuda, entonces el vecino es quién realmente ha colaborado durante todo este tiempo con la Casita”.

Los que participen pueden elegir entre varias posibilidades de aportes mensuales que se brindarán en 10 cuotas:  “Los vecinos eligen el monto que quieren pagar y, a partir de ahí, mis chicos, que son seis entre chicas y chicos, van a pasar casa por casa ofreciendo esta nueva campaña que a nosotros nos viene muy bien porque les vamos a contar a los vecinos que con las campañas anteriores pudimos, no sólo refaccionar la Casa del Niño, hacer frente a los gastos institucionales, sino que pudimos ampliar la casita para poder tener otros tipos de espacio, para que la gente pueda acceder a otros tipos de talleres, como pueden ser la danza, la cocina, espacios donde puedan estudiar más cómodamente, donde se pueden hacer otros tipos de talleres como corte y confección; entonces, más que nada para que estén cómodos porque en una casita chiquita uno está medio incómodo en estos tiempos de pandemia que tenemos que estar todos separado, y la verdad que nos vino muy bien poder hacer esta ampliación”.

Las diez cuotas de la campaña pueden ser de 300, 500, 700 o 1.000 pesos. “Aquella persona que decida elige el monto y durante 10 meses los chicos pasarán por su casa a cobrarle la cuotita”, señaló Chedrese, y agregó que “los chicos están debidamente identificados, tienen una credencial la credencial que está fechada, para que nadie pueda imitarla, está firmada por las autoridades de la Casa del Niño y en la policía nosotros hacemos una exposición, un acta, donde informamos los nombres y apellidos de cada uno de los chicos para evitar cualquier tipo de inconveniente”.

“Sabemos que nunca falta que el que se cree vivo y lo único que hace es destruir la honestidad de las instituciones y aparecen con estas cosas, porque ya nos ha pasado, entonces no queremos que vuelva a suceder, así que hemos hecho las cosas como corresponde”, expuso la referente. 

Acerca de las necesidades de la institución, que podrán solventar con la campaña solidaria, Chedrese indicó que “una parte es para los gastos institucionales, porque nosotros seguimos pagando luz, teléfono, gas, todo lo que corresponde a una institución, pero también tenemos proyectos que están ahí todavía porque, con esto de la pandemia, quedaron en suspenso”. 

“Tenemos un proyecto de una escuela de panadería, hemos iniciado este año colaborando con el Bachillerato Popular y hemos cedido un espacio para que primer año pueda cursar dentro de la Casa del Niño, así que ya los chicos están yendo -precisó la dirigente-. La verdad que es muy importante que los chicos y los adultos hayan decidido principalmente volver a la escuela y, como la Casa del Niño siempre se caracterizó por esta pata fuerte que es la educación, estamos muy contentos de que nos hayan elegido para poder continuar allí sus estudios, y ahora también vamos a poder volver con el taller de Corte y Confección”. 

Comentarios