Publicado en

Chicos Que CrecenDaniela Lizarraga: el valor del estudio para ser profesional de Recursos Humanos

A pesar de algunas idas y vueltas en su historia educativa, nada hizo que Daniela bajara los brazos, y pudo recibirse en la carrera que la apasiona. Para seguir el camino de los estudios, ahora comenzó el profesorado de Matemáticas.

La riograndense Daniela Lizarraga es Técnica en Administración de Recursos Humanos, logró recibirse con mucho esfuerzo por la convicción de que los estudios son importantes en la vida, filosofía de vida que adquirió por enseñanza de su madre.  

Nació en Río Grande, hizo sus primeros pasos educativos desde salita de tres años en el Jardín N° 11 de Chacra II, luego asistió a la Escuela N° 26 y comenzó la secundaria en el Dr. Ernesto Guevara, pero finalizó en el colegio Soberanía Nacional. 

En el camino debió sobrellevar algunas situaciones complicadas en cuanto a los cambios de instituciones, incluso repitió séptimo grado porque “no venía con un buen trayecto educativo”, pero nada hizo que bajara los brazos, y siempre buscó encontrar las alternativas que le sirvieran para salir adelante. 

Respecto de su último traspaso en secundaria, mencionó que “tuve conflictos con una compañera, una compañera que tenía conflicto con todos los compañeros y tomé la decisión de cambiarme en el último año de colegio, obviamente a mi mamá no le gustó porque yo ya venía de un trayecto, la gente del colegio tampoco quería soltarme a estas alturas, era un cambio muy grande, a último año, no había colegio donde no tuviera que rendir correlativas, me iban a quedar muchas materias correlativas, así que decidí cambiarme igual porque me sentí enojada, porque no me defendieron y me terminé cambiando”.

Ya en el Soberanía Nacional, junto a “un grupito muy reducido”, participaron en las olimpiadas escolares y en la competencia de pintar el mural de la cancha de césped sintético del barrio AGP lograron el tercer lugar. “Ganamos un premio y quedó un lindo grupo y un lindo recuerdo de ahí”, indicó la joven. 

“Siempre de chica fui muy estudiosa, muy amante de los estudios, mi mamá es una persona que ha estudiado muchísimo, lamentablemente por distintas circunstancias nunca ha podido terminar su carrera terciaria, pero ha estudiado muchísimo y tiene mucho conocimiento, entonces siempre nos inculcaba eso, que el camino es seguir estudiando, que es lo que nos va a abrir las puertas y siempre me quedó eso”, comentó Lizarraga.

Terminó la secundaria en 2011 y empezó a estudiar en la universidad durante 2013 porque le habían quedado materias adeudadas y la última la pudo sacar en marzo de ese año. 

“Yo me quería anotar a Recursos Humanos, que justo se habilitaba en Río Grande, pero ese año no me pude anotar, así que decidí hacer una tecnicatura a distancia de Higiene y Seguridad, no me fue muy bien que digamos porque tuve problemas con la inscripción, y a mitad de año se volvió a habilitar una inscripción en Recursos Humanos, y para agosto del 2013 ya arranqué a estudiar”, detalló Lizarraga.

La cursada universitaria la concluyó en 2016 y la tesis le tomó tan solo seis meses más, por lo cual, junto a otra compañera, presentó ese proyecto final en marzo de 2017. 

“A mí me gusta estudiar, lamentablemente, un tiempo antes había trabajado en unos planes, con los que más o menos me solventaba un poco los gastos, pero me quedé sin trabajo el último semestre y no tenía cómo pagarlo -relató la fueguina-, así que estuve a punto de dejar la carrera y una tristeza enorme, porque realmente estudié algo que realmente me apasiona, pero en ese momento mi hermano me ayudó  a pagar lo que faltaba y me terminé egresando”,

Ahora, comenzó el profesorado de Matemáticas y sigue estudiando porque le gusta y porque adhiere a la convicción que le inculcó su madre. 

Comentarios