Publicado en

Chicos Que CrecenFlorencia volvió con un título de Arquitecta logrado en familia

Luego de 13 años fuera de la isla, la profesional oriunda de Río Grande regresó a su ciudad natal en búsqueda de una salida laboral.

La arquitecta Florencia Villanueva nació en Río Grande, terminó el secundario en el CIERG y, en diciembre de 2008, partió rumbo a la ciudad de Córdoba para estudiar Arquitectura en la Universidad Nacional de Córdoba. En el transcurso de su carrera formó una familia y hoy prueba suerte nuevamente en su ciudad natal. 

“Con 18 años me fui a estudiar, en el 2009 comencé mi carrera y yo ya estaba de novia hacía unos años, pero estábamos a la distancia, así que cuando me fui a vivir a Córdoba estuvimos más cerca, nos encontramos en el medio del país y, después, en el 2011, nos casamos”, relató la joven profesional.

“Siempre seguí estudiando, hasta que tuve mi primer hijo en el 2013, que tuve que abandonar un poco mis estudios -agregó Florencia-, y ahí tuve como un parate de unos casi 3 años en la facultad hasta que retomé de nuevo con todo, y ahí fue que arranque y retomé mi carrera en la universidad privada”.

El esfuerzo fue compartido con su familia, que la ayudó a cuidar a su pequeño cuando tenía que asistir a la facultad: “Ahí me fui con todo, con Valentino, que es mi hijo más grande, que era chiquitito, acompañándome, y la terminé. En el medio, después de 7 años, tuve mi segundo hijo, ya haciendo la tesis. Me recibí, me hizo demorarme un par de años más de un estudiante que no tiene familia y que sólo se dedica a estudiar”

Más allá de las dificultades y el tiempo transcurrido, Florencia remarcó que “lo importante es lograrlo”, y agregó que “para mí fue un objetivo cumplido y fue como una colaboración familiar de todos ellos, que me ayudaban a mí a estudiar, mi marido, sobre todo, que me bancó, me cuidaba los chicos cuando yo tenía alguna entrega, así que fue un logro colectivo, en familia”.

Ahora, la arquitecta decidió regresar a Río Grande con su hijo más pequeño y probar suerte. Su marido y su hijo mayor quedaron en Córdoba a la espera de las novedades que pueda brindar Tierra del Fuego.

Comentarios