Publicado en

Central-Newell’sInsólito: Se metió un dron en la cancha y lo destruyó un jugador

El partido estuvo algunos minutos parado debido a que el artefacto sobrevolaba el estadio de Rosario Central, hasta que llegó a las manos del volante de Newell’s.  

El clásico de Rosario entre Rosario Central y Newell’s, en el Gigante de Arroyito, arrancó con algo de tensión, ya que antes de los 10 minutos, un dron se metió en el estadio y el encuentro tuvo que ser demorado.

El juego estaba parado, hasta que el volante «leproso», Pablo Pérez, lo «solucionó»: le metió un pisotón al artefacto y lo destruyó.

El artefacto, atado a una bandera con los colores azul y amarillo, sobrevoló el campo de juego a muy baja altura. Hasta que pasó cerca de Lucas Gamba, quien atrapó la bandera y con ella al dron, arrojándolos sobre el pasto, detrás de un arco.  

Entonces, Pablo Pérez, sin dudarlo, le metió un pisotón primero y un pelotazo después, mostrando mucha bronca.

Incluso por su acción se cruzó con algunos allegados del equipo local, hasta con un alcanzapelotas que le reprochó su actitud.

El encuentro terminó con goleada de Rosario Central por 3 a 0, en lo que fue el partido interzonal de la duodécima fecha de la Liga Profesional de Fútbol, con goles de Marco Ruben en el primer tiempo; Nicolás Ferreyra y Luca Martínez Dupuy en el segundo.

Comentarios