Publicado en

Vecina emprendedora Silvia lava ropa de cama, retira y envía a domicilio

En la pandemia algunos vecinos tuvieron que encontrar alternativas para salir adelante. Es el caso de Silvia Priotti, que inició un emprendimiento de lavado que le permite afrontar la crisis.

La vecina de Río Grande, Silvia Priotti, tuvo que pensar cómo ayudar a su familia porque “el trabajo se estaba viniendo a pique”, y encontró una buena alternativa con el lavado de colchas y ropa de cama. 

La mujer comentó que “nosotros somos vendedores de bingos hace ya 20 años y está dura la calle, muy dura, y había que mantener una casa, mandar a los hijos para seguir estudiando, y como un mi casa siempre fuimos un montón de personas, mis hijos siempre decían que esta casa parecía un lavadero y yo tenía las costumbres siempre lavar las colchas y demás y quedaban bonitas”.

“Le dije a mi hija que me podría poner a lavar acolchados para fue, y así empecé a publicar y la gente me empezó a pedir y pedir, y ya llevo casi tres años que estoy haciendo esto, donde publicamos que retiramos acolchados y lo llevamos a domicilio, para que la gente no sabe salga de su casa”, expresó la emprendedora, y agregó que “justo nos agarró la pandemia y seguimos trabajando con todos los cuidados, las medidas necesarias, y la gente se enganchó porque no tiene que salir de su casa, Alfredo va, retira los acolchados, se lo llevamos después limpitos y perfumaditos, usamos productos buenos para que no se arruine la prenda y así empezamos a resurgir como el ave fénix”.

En ese marco tuvieron que comprar un lavarropas nuevo para la ropa más grande y ahora pueden trabajar con plumones, acolchados con tela de tapicería, de corderito, acolchados grandes y osos de peluche.

“Me traen osos grandes, bolsas de dormir, térmicos, camperas de pluma, ropa de casa no porque ya es un problema si falta una prenda o si se decolora, o si está manchada -indicó Priotti-. Entonces, como la gente es muy exquisita en ese sentido, trato de no meterme en ese terreno, solamente trabajamos acolchados, ropa de cama, sábanas, etc”.

Los interesados pueden comunicarse por Whatsapp al número 2964-525807, siendo que los precios varían según el lavado, desde los 600 pesos.

“El acolchado, los plumones que son los que llevan más tiempo secar y demás, están en 750 pesos, porque el plumón lleva su tiempo y su dedicación y hay que secarlos bien”, precisó Priotti. 

Comentarios