·

Las escuelas experimentales están listas para volver a las aulas este lunes

Las autoridades municipales subrayaron que los docentes "ya querían iniciar las clases desde el año pasado y tenían todo preparado".

La subsecretaria de Cultura de Ushuaia, Belén Molina, junto a funcionarios del gabinete, visitaron la escuela experimental Las Lengas para recorrer y supervisar las condiciones sanitarias de la institución para el retorno a clases bajo la modalidad de presencialidad cuidada desde este lunes.

El director de la escuela Las Lengas, Diego Lopez Silva, y el director del Instituto Terranova, Sebastian Puig Ubios, se encargaron de guiar el recorrido por los salones de clase y áreas comunes ambientados para la prevención de COVID-19.

La escuela, que trabaja desde nivel maternal hasta terciario, logró administrarse para que todas las etapas puedan retornar a clases, generando protocolos y medidas de prevención ajustadas a cada nivel.

La subsecretaria de Cultura, Belén Molina, afirmó que “entendemos que en este retorno cuidado a clases de niños y niñas, la salud es lo fundamental y es lo que promueve el intendente”.

Agregó que “haber llegado a este punto, con las escuelas en óptimo estado, con todos los protocolos aprobados, y también con sus docentes muy animados y con muchas ganas de volver con la comunidad educativa, es una alegría para todos nosotros”.

Por su parte, la coordinadora general de Bienestar, Gabriela Borré, señaló que «venimos trabajando hace tiempo con los maestros y maestras de las escuelas experimentales, quienes desde el año pasado ya que querían iniciar y tenían todo preparado».

«Son una familia que trabajan arduamente y tienen una gran responsabilidad. Por eso, desde el Municipio aportamos el material sanitario, alcohol en gel y señalética y lo que ellos nos soliciten para llevar adelante el protocolo”, añadió la funcionaria.

Asimismo, el director del Instituto Terranova, Sebastian Puig Ubios, destacó que «se fueron trabajando los protocolos que se presentaron en el COE y que ya fueron aprobados y todo esto es resultado de las ganas de todo el personal docente de volver a trabajar en las escuelas”.

Por último, agregó que “para nosotros es fundamental poder estar aunque sea tres horas con los chicos y que ellos compartan con sus pares y docentes, lo cual ya es muy enriquecedor, después de un año de virtualidad”.