·

Lufthansa le pidió permiso al Gobierno argentino para volar hacia las islas Malvinas

La aerolínea alemana solicitó una autorización al Gobierno argentino para enviar a un grupo de científicos a las Malvinas, quienes después irán a la Antártida para realizar investigaciones sobre el cambio climático.

La aerolínea alemana Lufthansa le solicitó permiso al Gobierno argentino para volar con destino a las Islas Malvinas, según informaron las autoridades del país sudamericano, añadiendo que la petición implica el reconocimiento de las Malvinas «como parte del territorio argentino», dijo el Ministerio de Asuntos Exteriores de ese país.

Argentina y Gran Bretaña llevan durante muchos años disputando la propiedad de las Islas Malvinas -llamadas Falklands por los británicos-, territorio calificado como no autónomo. Por un lado, Argentina reclama la soberanía sobre las islas, mientras que Gran Bretaña es la actual administradora. El conflicto desembocó en una breve guerra en 1982.

El gobierno argentino informó que Lufthansa pidió permiso para realizar dos vuelos, previstos para el 1 de febrero y 30 de marzo, que deben transportar a científicos y personal de apoyo logístico desde Hamburgo hasta Mount Pleasant, en las Malvinas. Posteriormente, la delegación partirá a bordo del buque «Polarstern» hacia la Antártida para realizar investigaciones sobre el cambio climático.

Argentina comunicó que el Gobierno alemán también le pidió permiso para que el buque de investigación «Polarstern» zarpe desde el Puerto Stanley, la capital del territorio controlado por los británicos, en dirección al continente de hielo.

«Es una señal importante que tanto la embajada alemana en el caso del buque de investigación polar como la empresa Lufthansa para el vuelo hayan pedido al gobierno argentino y a la provincia de Tierra del Fuego el permiso para ir a las Islas Malvinas», afirmó en Twitter Daniel Filmus, Secretario de Malvinas, Antártida y Atlántico Sur de la Cancillería argentina.

En el último año, Argentina ha impulsado una fuerte campaña para reclamar las Islas Malvinas, nombrando un ministro de Malvinas e informando que redibujará mapas para enfatizar su solicitud, para que eso sea enseñado en las escuelas y para ejercer presiones ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Por su parte, Lufthansa anunció que el viaje -de al menos 15 horas- entre Hamburgo y las Islas Malvinas es «el vuelo de pasajeros más largo de la historia de su compañía, marcando uno de los vuelos más singulares que la aerolínea ha llevado a cabo».

Tanto los pasajeros como la tripulantes se encuentran actualmente realizando una cuarentena de14 días. Su equipaje ha sido sellado y descontaminado en un intento de evitar sufrir nuevos conagios por COVID-19 en la remota región.