·

El calendario completo: Invitan a la comunidad a completar las vacunas

El contexto de pandemia aumentó la cantidad de personas que no completaron su calendario de vacunaciones. Desde el hospital avisan que hay lugares dispuestos, previa solicitud de turno.

La jefa del Servicio de Inmunizaciones del Hospital Regional Río Grande, Laura Flores, subrayó la importancia de completar el calendario de vacunación, tanto para los niños como para los adultos, teniendo en cuenta que, en este período 2020, hubo una disminución de las vacunaciones del orden del 50% respecto del año anterior.

Flores destacó que los interesados deben sacar un turno a través de un número de teléfono que pueden encontrar en las redes sociales y páginas web de Salud y del nosocomio. “En este contexto de pandemia, estamos viendo que hay mucha gente que por miedo no ha salido de su casa o no ha concurrido a completar calendarios”, indicó la doctora, y agregó que “lamentablemente, están descubiertos esos niños, adolescentes o adultos que no han completado su esquema”.

“Hay que decir que no importa que se hayan atrasado, porque queda en el organismo de cada persona, que es como una memoria de esa dosis que recibió, y no se vuelve a empezar, se completa -expuso la funcionaria-, entonces, no importa el tiempo que haya pasado, deben concurrir con turno previo a cada lugar, respetando el protocolo y se va a completar, porque es lo importante que terminen el esquema o que lo comiencen si no lo tiene”.

Si bien desde el área de inmunizaciones se realizaron campañas en distintos organismos, como el IPV, IPES y la UNTDF, la concurrencia a los centros habilitados para vacunar ha sido mucho más baja que antes de la pandemia. Flores comentó que “hemos estado saliendo afuera, en algunos lugares habilitados para vacunar, hubo estrategias, se abrieron otros centros para que la gente pudiera concurrir y, asímismo, lo han realizado, pero no es suficiente”.

 

Cómo sacar el turno

La profesional brindó algunas precisiones respecto de las vacunas que pueden faltar a cada persona: “En el caso de los niños, el calendario nacional contempla vacunas a los dos meses, cuatro meses, seis meses, el refuerzo de los cinco años, que llamamos refuerzo escolar; después, la vacuna de los 11 años, HPV, Triple Bacteriana Celular, contra meningitis para los adolescentes, y adultos muchos que quedaron con una dosis o dos dosis de vacuna contra Hepatitis B, contra el tétano, y adultos mayores, por ejemplo, que no han recibido la vacuna antigripal, la cepa 2020 o la vacuna contra el Neumococo”.

Los vecinos deben sacar turno a través de Whatsapp. “Estamos vacunando pacientes inmunocomprometidos y prematuros en el hospital, y también por vacuna antirrábica”, amplió Flores, y añadió que “estamos dando turnos para vacunar y completar esos esquemas atrasados en las páginas del hospital de Facebook o del Ministerio de Salud, o los Centros Municipales, que todos tienen los lugares, la dirección y un teléfono de contacto por WhatsApp, donde tienen que solicitar el turno, porque hay un protocolo para evitar que haya un amontonamiento de gente”.

Acerca de la modalidad de atención, la jefa del servicio de vacunación detalló que “se dan turnos cada 20 o 30 minutos y se realiza también un interrogatorio para saber si no estuvieron con algún contacto estrecho o, si presenta síntomas, el turno se reprograma en el caso de una persona que presente síntomas o tuvo contacto estrecho, se esperan los 14 días de aislamiento y luego puede concurrir”.

 

Calendario oficial de vacunación

El cronograma dispuesto por el Estado contempla la vacunación ya desde el embarazo, para “brindar protección a la madre y al bebé mediante el pasaje de anticuerpos a través de la placenta”. Y las vacunas son las siguientes:

Triple bacteriana acelular: una dosis en cada embarazo, después de la semana de 20 de gestación.

Antigripal: una dosis, en cualquier trimestre de la gestación. En caso de no haberla recibido en el embarazo aplicar una dosis, hasta 10 días posteriores al parto.

Los recién nacidos, en particular los lactantes, deben ser vacunados porque “son más susceptibles a contraer enfermedades”. Y tienen que recibir las siguientes dosis:

Hepatitis B: una dosis neonatal, dentro de las primeras 12 horas de vida.

Tuberculosis (BCG): única dosis, antes de abandonar la maternidad en el centro asistencial en que fueron dados a luz.

El cronograma más amplio se halla antes de cumplirse el primer año de vida, con siete instancias de vacunación. A saber:

  • A los 2 meses:

Neumococo conjugada: primera dosis.

Poliomielitis: primera dosis: con Salk.

Quíntuple pentavalente: primera dosis.

Rotavirus: primera dosis.

  • A los 3 meses:

Meningococo: primera dosis.

  • A los 4 meses:

Neumococo conjugada: segunda dosis.

Poliomielitis: segunda dosis: con Salk.

Quíntuple Pentavalente: segunda dosis.

Rotavirus: segunda dosis.

  • A los 5 meses:

Meningococo: segunda dosis.

  • A los 6 meses:

Poliomielitis: tercera dosis con Sabin.

Quíntuple Pentavalente: tercera dosis.

  • Entre los 6 y los 24 meses:

Gripe: dos dosis, con un intervalo mínimo de cuatro semanas entre la primera y la segunda. Los menores de 24 meses que hubieran recibido dos dosis de vacuna antigripal anteriormente, deberán recibir solo una dosis.

  • A los 12 meses:

Neumococo conjugada: refuerzo de dosis.

Hepatitis A: única dosis.

Triple viral: primera dosis.

También es de vital importancia la grilla de vacunación prevista hasta los dos años de vida, con muchos refuerzos obligatorios de aquellas que fueron suministradas anteriormente:

  • Entre los 6 y 24 meses:

Gripe: dos dosis, con un intervalo mínimo de 4 semanas entre la primera y la segunda. Los menores de 24 meses que hubieran recibido dos dosis de vacuna antigripal anteriormente, deberán recibir sol una dosis.

  • A los 15 meses:

Meningococo: refuerzo.

Varicela: única dosis.

  • Entre los 15 y los 18 meses:

Poliomielitis: primer refuerzo con Sabin.

Cuádruple o quíntuple pentavalente: refuerzo de dosis.

  • A los 18 meses:

Fiebre amarilla: primera dosis, solo para niños y niñas que viven en zonas de riesgo.

La siguiente etapa se prevé entre los cinco y seis años de edad, ya que el ingreso escolar es una etapa de la vida para recibir refuerzos y completar esquemas.

Poliomielitis: segundo refuerzo con OPV.

Triple viral SRP: segunda dosis.

Triple bacteriana celular: una dosis.

Seguidamente, a los 11 años se afronta una instancia en la que debe reforzarse la protección de las vacunas de la infancia y comenzar a prevenir enfermedades propias de la edad.

VPH (Virus del Papiloma Humano): primera y segunda dosis separadas por un intervalo de 6 meses.

Meningococo: una única dosis.

Hepatitis B: iniciar o completar esquemas (3 dosis) Triple bacteriana acelular: una única dosis.

Fiebre amarilla: refuerzo: 11 años para chicas y chicos que residen en zonas de riesgo.

El Ministerio de Salud aclara además que “los adolescentes que no hayan recibido dos dosis de Triple viral después del año de vida, deben iniciar o completar esquema de dos dosis”.

Entre la adolescencia y la adultez también hay un esquema que respetar para recibir refuerzos de vacunas ya aplicadas, brindar protección contra otras enfermedades así como completar esquemas.

Doble bacteriana: una dosis cada 10 años.

Doble o triple viral: toda persona a partir de los cinco años debe acreditar dos dosis de vacuna con componente antisarampionoso. Las personas nacidas antes del año 1965 se consideran inmunes.

Hepatitis B: desde 2012 es obligatoria para todas las personas de cualquier edad. Las personas no vacunadas deberán iniciar el esquema de vacunación de tres dosis. En el caso de haber recibido alguna dosis previa, completar con las dosis que falten.

Antigripal: una dosis anual para los jóvenes y adultos con enfermedades crónicas. Se requiere orden médica.

Fiebre Hemorrágica Argentina: exclusiva zonas de riesgo.

Finalmente, los adultos mayores de 65 años, como grupo de riesgo, tienen que continuar con los refuerzos de vacunas ya aplicadas, completar esquemas y proteger contra gripe y neumococo, principales causas de complicaciones en esta etapa de la vida.

Gripe: una dosis anual.

Vacunación secuencial contra neumococo conjugada: esquema secuencial de dos vacunas (vacuna conjugada 13 valente y polisacárida 23 valente).

..