·

Súpercepo: Los bancos suspendieron la venta de dólares

Dicen que todavía no están preparados para deducir el nuevo impuesto y calcular el cupo en virtud de otros gastos de sus clientes

Era de esperarse y pasó. Con las nuevas medidas impuestas por el Banco Central para la compra de dólares, las entidades bancarias y financieras están actualizando sus sistemas, lo que genera inconvenientes para adquirir la divisa a través de las apps o el homebanking.

Es importante recordar que la adquisición de moneda extranjera en cualquier entidad bancaria únicamente se puede hacer en forma digital y no presencial.

Los problemas se presentaron desde bien temprano en las plataformas de todos los bancos. “Hasta que no se adecuen los sistemas no se podrá vender a minoristas. Están readecuando todo a la nueva operatoria y esto lleva su tiempo”, aseguraron desde una entidad financiera.

Anoche, el Banco Central eligió profundizar las restricciones cambiarias y evitar al menos por un tiempo un sinceramiento del tipo de cambio oficial. El objetivo de las medidas es preservar las reservas para destinarlas a las necesidades de producción, pero no seguir subsidiando las compras para atesoramiento.

Las nuevas medidas procuran resguardar las reservas del Central, que venían sufriendo una fuerte caída, exclusivamente para importaciones, especialmente de insumos para la producción. Y limitar mucho más el acceso para quienes procuran divisas exclusivamente con fines de ahorro.

En primer lugar, el cupo de 200 dólares mensuales no será modificado pero incluirá todos los consumos con tarjeta de crédito en moneda extranjera o con tarjeta de débito contra cuentas en pesos. De esa forma, esos consumos en moneda extranjera serán restados en el cupo mensual en el mes siguiente. Si lo superan, seguirán siendo restados en los meses subsiguientes.

Así, quien tenga un consumo con su tarjeta de USD 50 en septiembre, solo podrá comprar USD 150 de dólar solidario en octubre. Y quien gaste USD 600 en septiembre, no podrá comprar su cupo mensual durante octubre, noviembre y diciembre.

Estas medidas no implican que haya algún tope o límite para el gasto con tarjetas, de débito o de crédito, en moneda extranjera. No habrá restricciones para hacer consumos en dólares pero al hacerlo se limitará, aún más, el ahorro en esa moneda.

Para desalentar esas operaciones y endurecer el cepo, la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) estableció un mecanismo de percepción a cuenta del pago de los impuestos a las Ganancias y a los Bienes Personales del 35%, que será aplicada tanto a la compra del dólar solidario como a todas las compras en dólares con moneda extranjera.

Por lo tanto, el nuevo dólar que surge de la aplicación de una retención a cuenta de Impuesto a las Ganancias y Bienes Personales rondaría hoy los $130,76, si se toma como referencia el dólar para la venta de Banco Nación.

A esa cifra se llega aplicando al precio vendedor de $79,25 por dólar el 30% de recargo del Impuesto PAIS, por un lado, y sobre la misma base imponible el 35% de retención a cuenta. Es decir, a cada dólar se le suman dos impuestos de $23,77 el primero y $27,73, el segundo.