·

Está en estado crítico la joven que fue atropellada el 13 de julio en el ingreso a Los Cisnes

Andrea, la madre de la joven de 19 años pide respuestas al ejecutivo provincial para poder conseguir una válvula que la misma necesita con suma urgencia para poder vivir, o más bien que sea traslada a un centro de mayor complejidad.

La joven Sofía Brenda Maria Vidolini sufre un grave daño neurológico como consecuencia de un accidente automovilístico ocurrido el 13 de julio pasado, cuando fue embestida por un vehículo sobre Circunvalación a la altura del ingreso al barrio Los Cisnes. Logró salir del sector de Terapia Intensiva pero su estado se agravó por una bacteria intrahospitalaria.

Por esta razón, Andrea, la madre de la joven de 19 años pide respuestas al ejecutivo provincial para poder conseguir una válvula que la misma necesita con suma urgencia para poder vivir, o más bien que sea traslada a un centro de mayor complejidad.

“El 13 de septiembre hizo dos meses del accidente, ella salió el 31 de julio de terapia intensiva y de ahí comenzó mi calvario”, dijo Andrea en diálogo con ((La 97)) Radio Fueguina. “Estuvo en clínica, de ahí la pasaron a cirugía y de cirugía a maternidad, todo esto en medio, ella tuvo una bacteria que agarró cuando la tuvieron que entrar a quirófano a ponerle una gastro porque ya por donde le daban de comer se estaba lastimando todo”, comentó.

Ante esa circunstancia, el estado de salud de la joven Sofía se fue agravando aún más. “El sábado a la noche empezó con fiebre, el domingo le hicieron una tomografía. Hablé con el neurocirujano y me dijo que ella tiene hidrocefalia, liquido en el cerebro, es decir se le está hinchando la cabeza por esto.  Me dijo que necesitaba una válvula, me trajo la orden y yo hice todo el trámite. Ayer me dijeron que estuvieron buscando y que no se encuentra acá la válvula que necesita, el neurocirujano me dijo que la iba a venir a ver para tratarla, pero no apareció y mi hija sigue acá”, expuso la madre de esta joven.

“Pregunte si había otra opción, me dijo que si, que se podía hacer una punción hasta que se consiguiera la válvula, la misma puede llegar a tardar 10 diez si se pide en Buenos Aires, mientras tanto el celebro sigue llenándose de líquido y le puede causar una muerte cerebral”, añadió la mujer.

En ese sentido, Andrea sostiene que la salud de la joven corre aún más riesgo ante la situación sanitaria actual: “Cuando mi hija empezó con fiebre en maternidad, en vez de hacerle un hisopado o un análisis de sangre, agarraron y la aislaron por sospechosa de Covid, yo no me podía acercar y no me atendían el teléfono. El 4 de agosto tiene un resultado negativo, la tuvieron aislada dos semanas, vengo y la encuentro en un estado deplorable, o sea que la viraron el sábado y la dejaron ahí morirse o no sé”.

Y añadió: “El lunes el infectologo me dijo que no es covid, es la bacteria y que la iban a tratar. La sacaron del aislamiento y empezaron a traer de vuelta casos de covid a cirugía, entonces pedí que la saquen de acá porque no puede agarrarse nada. La pasaron a las primeras salas donde no hay casos”.

Por su propia cuenta, solicitó asistencia a un instituto de rehabilitación neurológica apostado en Mar del Plata. “Nos reciben con un hisopado previo mío y de ella, los médicos de acá enseguida hicieron los informes y lo mandaron a prestaciones de acá, de ahí se fue a Ushuaia, desde ese momento llamo todos los días sin obtener respuestas. La señora del instituto me dijo que están esperando todavía los informes, por eso no tienen la fecha para recibir a Sofí”, indicó.

Por este motivo, insiste a las autoridades de la provincia por una atención urgente: “Le mandé un mensaje al gobernador para comentarle, a los minutos me llamó el secretario, lo único que me preguntó fue si mi hija tiene obra social, le dije que no, quedó en que me iban a llamar al otro día, le volví a mandar mensaje y lo único que hicieron fue clavarme el visto”.

“Ahora estoy luchando con esto, ella tiene hidrocefalia y la válvula no está, y si la válvula no esta es como si la tuviéramos que dejar morir ahí como un perro. Pido que encuentren una solución, que aparezca también el neurocirujano, vino el domingo a la noche y no apareció más. No le hicieron nada, ayer estuvo todo el día con fiebre, necesito una respuesta, si no la pueden atender acá que la deriven”, insistió la mujer.