·

Presupuesto 2021: Por primera vez, tendrá perspectiva de género

Este martes en el Congreso, se presentará el Proyecto que busca achicar las desigualdades de tiempo, cuidados, laborales y de ingreso.

La titular de la Dirección de Economía, Igualdad y Género, Mercedes D’Alessandro, aseguró que el proyecto de Presupuesto 2021 será el primero que contará “con una perspectiva de género” en nuestro país y subrayó que la medición del aporte del trabajo doméstico y de cuidados no remunerado al PBI apunta a dejar en claro que «los cuidados son un eslabón de la cadena productiva”.

El Presupuesto 2021 que delinea la política macroeconómica del Gobierno nacional para el próximo año, también apuntará a cerrar o disminuir las brechas o desigualdades de género que se reproducen en las relaciones sociales y económicas.

“El presupuesto es una herramienta de política pública central mediante la cual el gobierno establece sus prioridades y, como consecuencia, se garantizan derechos. El presupuesto con perspectiva de género (PPG), específicamente, persigue el objetivo de visibilizar el esfuerzo presupuestario del Estado en cerrar brechas de género”, explica el documento presentado por la dirección que encabeza la economista Mercedes D’Alessandro.

Algunas de las brechas que suelen medirse comunmente son: de tiempos y cuidados, laborales y de ingreso.

Con respecto a las desigualdades de tiempos y cuidados el documento explica que “las mujeres realizan el 75,7% de las tareas domésticas y de cuidados no remuneradas. El 88,9% de las mujeres participan de estas tareas y les dedican en promedio 6,4 horas diarias. Mientras tanto, sólo el 57,9% de los varones participa en estos trabajos, a los que les dedican un promedio de 3,4 horas diarias”.

En el ámbito laboral “las mujeres y personas travestis y trans enfrentan el mercado laboral en condiciones marcadamente desiguales respecto a sus pares varones”.

Sobre las brechas de ingresos manifestaron que “debido a esta desigual inserción laboral, las mujeres reciben menos ingresos que sus pares varones en todos los niveles y condiciones ocupacionales».

«El objetivo es que cuando hablemos de sectores productivos, empecemos a hablar del sector de los cuidados, que cuando hablemos de recuperación económica, entendamos que los cuidados son un eslabón de la cadena productiva y que si no resolvemos la cuestión de los cuidados vamos a tener problemas para poder recuperar la productividad y la actividad económica», dijo D´Alessandro a la agencia Télam.

“La aprobación de determinados programas, la definición de cómo se distribuyen los recursos y las fuentes de financiamiento (impuestos, subsidios, exenciones impositivas, entre otras), son todas definiciones que tienen efectos de género”, como por ejemplo:

  • Urbanización y vivienda: la construcción de espacios de cuidados, lactarios y jardines maternales contribuye a cerrar brechas de tiempo y cuidados.
  • Empleo: tener en cuenta la situación desfavorecida que sufren las mujeres y personas trans en el mercado laboral contribuye a diseñar políticas que tiendan a compensarla.
  • Transferencias de ingresos: tener en cuenta la sobrerrepresentación de las mujeres en los deciles de menores ingresos implica pensar políticas de este tipo.
  • Violencia: destinar recursos a prevenir y erradicar la violencia por motivos de género.
  • Educación: la educación sexual integral, al poner en discusión los estereotipos y roles de género, contribuye a generar cambios culturales respecto a las relaciones sociales que construimos cotidianamente y que reproducen la desigualdad.

Actualmente el Gobierno nacional tiene políticas que ayudan a cerrar la brecha de género en nuestro país, una de estas medidas es el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) ya que más del 50% de quienes lo reciben son mujeres, y más de 272 mil son trabajadoras de casas particulares.

D’Alessandro manifestó que «la pandemia amplificó esta crisis de cuidados que tenemos y hoy todos los cuidados se han multiplicado en los hogares, entonces nos pone sobre la mesa la necesidad de trabajar para resolver esto en una mejor redistribución, tanto al interior de los hogares, como entre los hogares, el Estado y el mercado».

La Dirección de Economía, Igualdad y Género se creó en marzo de este año bajo la gestión de Martín Guzmán, y tiene como fin articular y generar información y conocimiento para hacer la base del diseño y ejecución de las políticas públicas.