·

Río Grande amaneció desierta tras la vuelta a la fase 1 de cuarentena

Las calles se encuentran vacías luego de los anuncios del gobernador Gustavo Melella.

Las calles de la ciudad de Río Grande amanecieron desiertas este viernes tras los anuncios efectuados anoche por el gobernador Gustavo Melella y que disponen una cuarentena aún más estricta que la vivida a comienzos del mes de marzo.

Es que en aquella oportunidad, por ejemplo, los supermercados permanecían abiertos. Ahora, ni siquiera esos comercios tienen la posibilidad de abrir sus puertas, por lo que no hay muchos pretextos para estar fuera.

Esta restricción, que solo permite que operen comercios de barrio, farmacias y veterinarias, aunque en horario reducido, se mantendrán al menos hasta el próximo día lunes, de acuerdo a lo señalado por el mandatario provincial.