·

Murieron 16 residentes de un geriátrico que habían sido evacuados por un caso de coronavirus

La dueña del establecimiento Bello Horizonte en San Miguel llamó al municipio para informar sobre un posible contagio y se activó el protocolo sanitario. Pero según denunciaron los familiares, en el procedimiento se cometieron delitos como abuso de autoridad y abandono de personas.

Un caso de coronavirus Covid-19 en el geriátrico Bello Horizonte de San Miguel desencadenó la muerte de 16 de los internados luego de una evacuación polémica. Según denunciaron los familiares, los adultos mayores fueron víctimas de la negligencia y la desorganización del municipio, cuyos funcionarios violaron los deberes de funcionario público.
Según explicó Verónica Nogueira, dueña del establecimiento, tras llamar al municipio para informar sobre el posible caso de coronavirus de una enfermera, los responsables del operativo tomaron el geriátrico a la fuerza y no le permitieron a la mujer guiarlos y brindarles las historias clínicas de cada paciente junto con sus medicamentos, en un caso de una clara negligencia sanitaria.
Por eso, familiares de los fallecidos y sobrevivientes elevaron el lunes 27 de julio una denuncia penal en la UFI N° 4 de San Martín contra diversos integrantes del Municipio de San Miguel, entre ellos, el subsecretario de salud, médicos y agentes de tránsito. La misma exige que se investigue la posible comisión de los delitos, entre ellos, abuso de autoridad y abandono de personas.La evacuación se había realizado en los primeros días de julio, en tres etapas y los residentes fueron trasladados a hospitales o centros de aislamiento. Según Nogueira, se los llevaron con lo puesto y los dejaron tirados en camas durante ese período en el que debían permanecer confinados. En tanto, los familiares reclaman que nunca recibieron un parte médico oficial y formal, los ancianos no recibieron la medicación que necesitaban y se los devolvieron a sus familias en un estado deplorable.

Lo cierto es que, según informó el Sistema Integrado de Información Sanitaria, de los 16 fallecidos, están confirmados 6 como víctimas del Covid-19. Respecto de los otros diez adultos mayores, para los familiares, murieron porque el municipio no los alimentó como correspondía, no los higienizaron y los sacaron de su hogar en los días más fríos del año.

Según un descargo del Municipio de San Miguel, no tienen conocimiento de la denuncia, pero están tranquilos con su accionar, más allá de que lamentan profundamente cada muerte de la localidad.