·

Intenso despliegue sanitario por un vuelo humanitario que llegó a Ushuaia

Los más de 150 pasajeros fueron derivados a hoteles para cumplir la cuarentena. En Río Grande operaron vuelos con pasajeros de intercambio de personal esencial.

Los equipos sanitarios del gobierno provincial trabajaron hoy en colaboración con la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) para atender a los pasajeros que llegaron provenientes de Buenos Aires en un vuelo catalogado como especial (o humanitario).

En total, arribaron 165 personas, en el vuelo AR 1878 que tocó pista en Ushuaia, provenientes de Ezeiza, poco después del mediodía de este martes.

Del total de pasajeros, 42 fueron trasladados a Río Grande donde cumplirán la primera parte de la cuarentena en un hotel, al igual que los que quedaron en Ushuaia.

Personal del ministerio de Salud recibieron a los pasajeros para cumplir con los trámites formales que establece el protocolo sanitario e informarles acerca de las normativas vigentes, en particular para viajeros que ingresan a la provincia.

El operativo se llevó a cabo con toda normalidad, informaron desde el gobierno provincial, a pesar de que algunos pasajeros se negaban a ser trasladados a hoteles para iniciar la cuarentena.

 

Personal esencial

En el aeropuerto de Río Grande, por estos días de prohibición de ingresos y veda de vuelos comerciales, operan aviones con personal esencial o casos humanitarios.

Aeronaves de la aerolínea Jetsmart transportan a personal de recambio de las empresas petroleras, que también deben cumplir cuarentena antes de ser llevados a los yacimientos.

En tanto, una máquina Lear Jet  25-A de la fueguina Aerosistemas 2000 operó hoy en Río Grande y Ushuaia, proveniente del aeropuerto de San Fernando. Su misión es el traslado de misioneros de la Iglesia de Jesucristo de los Últimos Días. También ellos han sido informados de la obligación de guardar la cuarentena vigente en lugares aislados, antes de dedicarse a su misión.