·

Con lo justo: Un policía evitó que una mujer cayera en el cuento del tío

Sucedió en Esquel: El uniformado abortó una estafa telefónica al observar a una mujer que hablaba por teléfono frente a la pantalla de un cajero electrónico.

El detective Pablo Carrizo observó a una mujer en un cajero automático de Esquel con un teléfono al oído siguiendo instrucciones y la situación le llamó la atención. De ese modo, le preguntó si hablaba con algún familiar, y la mujer le respondió que se trataba de un agente del banco. Entonces el policía le pidió el aparato telefónico y puso al descubierto a un estafador al otro lado de la línea.

Según la información a la que accedió El Patagónico, Carrizo –quien es jefe de la Brigada de Investigaciones de la Policía del Chubut en Esquel- observó que una mujer hablaba por teléfono en el interior del cajero. Ocurrió el viernes pasado a las 13 en Lezana y Holdich.

Cuando el policía le preguntó a la mujer si estaba recibiendo instrucciones de algún familiar, ella le explicó que estaba recibiendo instrucciones “de un empleado de un banco”.

“Al sospechar que se podría tratar de una estafa, le solicito el teléfono para continuar la charla con el supuesto empleado bancarios. Nos dimos cuenta de que se trataba de una estafa, porque la persona se hizo pasar por empleado de un banco y fingía darle instrucciones de un falso depósito del IFE (Ingreso Familiar de Emergencia)”, relató Carrizo.

“Se le explicó a la señora que no siga esas instrucciones porque lo que querían obtener los estafadores era el alta de Token (sistema de seguridad bancaria)” con la que luego realizan transferencias y vacían las cuentas de las víctimas en contados segundos.

Cuando Carrizo le pidió el nombre al supuesto empleado, este dijo que se llamaba “Marco Alejandro Moreno” y agregó: “estoy trabajando para el señor Fernández, soy secretario de la Nación”.

Y cuando Carrizo le reprochó que lo que estaba haciendo era cometer una estafa, el delincuente lo insultó para finalmente cortar la comunicación.

“En ningún caso te van a llamar por teléfono desde una entidad bancaria para seguir instrucciones en un cajero automático para el depósito de IFE”, alertó Carrizo.

La mujer radicó la denuncia en la Seccional Segunda de Esquel.

Hace unos días en Rada Tilly, un hombre de 59 años sufrió una estafa telefónica bajo el mismo modus operandi, en la que los estafadores accedieron a su clave de home banking y al alta de Token, con las que le vaciaron la cuenta en contados minutos, sustrayéndole 1.780.000 pesos.

Escuchá en el video la maniobra que la Brigada de Investigaciones de Esquel logró registrar cuando Carrizo abortó la estafa.

 

<iframe src=»https://www.facebook.com/plugins/video.php?href=https%3A%2F%2Fwww.facebook.com%2Felpatagonico%2Fvideos%2F383363075959497%2F&show_text=0&width=560″ width=»560″ height=»420″ style=»border:none;overflow:hidden» scrolling=»no» frameborder=»0″ allowTransparency=»true» allowFullScreen=»true»></iframe>

 

 

(Fuente: diario El Patagónico)