·

Los fueguinos aportan apenas el 1% de los ingresos por turismo de Ushuaia

Así lo reveló Ángel Brisighelli, presidente de la Cámara de Turismo de Tierra del Fuego. "El movimiento interno para la ciudad de Ushuaia es extremadamente bajo y no sirve para mantener ningún tipo de servicio", vaticinó.

El presidente de la Cámara de Turismo de la provincia de Tierra del Fuego, Ángel Brisighelli, dialogó este mediodía con ((La 97)) Radio Fueguina y brindó esclarecedoras precisiones sobre la temporada invernal y lo que se espera de ella en este contexto de crisis general.

Consultado sobre los alcances del turismo interno para la capital provincial, reveló que «el movimiento interno representa para Ushuaia apenas el 1% de los ingresos, lo que es extremadamente bajo y no sirve para mantener ningún tipo de servicio».

Sí aclaró que la aprobación de los protocolos dispuestos por el Comité Operativo de Emergencia puedan tener repercusiones positivas para Tolhuin, por el turismo interno, y para Río Grande por el «movimiento corporativo».

«En  Ushuaia estos números no generan  un mercado que sea medianamente funcional. Un mercado funciona cuando la oferta y demanda funciona y hoy no tenemos demanda», refirió que «no hay posibilidades de que la temporada se salve» por el rol que jueguen los fueguinos en ella.

Los grandes hoteles, por ahora no

Brisighelli anticipó que «más allá de la noticia importante que significa (el permiso para apertura de hoteles) para vislumbrar algún tipo de normalización», la realidad es que «eso no va a implicar una apertura masiva de hoteles. Los hoteles más grandes, con 50 u 80 habitaciones, no va abrir ninguno y va a seguir con el personal suspendido y con sueldos reducidos».

«Abrir el hotel significa pagar mayores impuestos y empezar a prestar servicios de restaurant, comprar provisiones para desayunos y almuerzos, levantar la calefacción con el aumento de gas pertinente. Prender un hotel tiene un costo muy alto y ese costo no se puede soportar con una o dos habitaciones», precisó.

Sin embargo, agregó: «Sí van a abrir muchos de los hoteles más chicos, que son establecimientos de tipo familiar y que son administrados por la propia familia. Su costo por estar cerrados o abiertos son menores».