·

Es inminente la reapertura de los gimnasios en Río Grande: solo resta definir el día

El exigente protocolo que deberán seguir estos espacios ya está definido. Resta conocer aún la resolución oficial, que se publicaría el martes. En principio, la medida alcanzaría también a Tolhuin. Los detalles.

El Comité Operativo de Emergencia (COE), creado por el Gobierno provincial para atender la pandemia de COVID-19, ya tiene definido el nuevo y exigente protocolo que deberán seguir los gimnasios que deseen volver a abrir sus puertas.

Lo que resta ahora es la Resolución oficial que defina la fecha de largada: en principio, sería publicada el martes, habilitando varios espacios deportivos.

En esta primera etapa, la medida alcanzaría a los gimnasios de Río Grande y Tolhuin, mientras que Ushuaia deberá aguardar (tal y como ocurrió con los comercios y las fábricas) al menos una semana más.

La vuelta a la actividad llegaría a los gimnasios de musculación, canchas deportivas privadas, gimnasios públicos (municipales o provinciales) y espacios donde se realizan prácticas como crossfit, yoga o pilates.

En cuanto a los primeros, tendrán el protocolo más estricto: a las medidas de higiene y seguridad para la utilización de máquinas se le suman exigentes medidas de distanciamiento social que restringen su capacidad.

Respecto a las canchas deportivas privadas, estas solo serán habilitadas en esta etapa para deportes individuales o prácticas que permitan el distanciamiento social recomendado por la OMS: 2 metros entre participantes. A modo de ejemplo, ya hubo reuniones con los propietarios de canchas de pádel, que no podrán permitir disputar esta disciplina bajo la modalidad «dobles».

Por otro lado, la habilitación de los gimnasios municipales o provinciales no tendrá un efecto real de inmediato, ya que estos edificios públicos se encuentran afectados a la contención de las consecuencias de la pandemia. Muchos polideportivos son utilizados, por ejemplo, para acopiar insumos y coordinar la entrega de los mismos a la población.