·

Ya son 44 los muertos por coronavirus en Argentina

El Ministerio de Salud confirmó en conferencia de prensa una nueva víctima por el COVID-19, que tenía 89 años y vivía en la Ciudad de Buenos Aires.

Hay un nuevo muerto por coronavirus y hasta el momento son 44 las víctimas por la enfermedad en la Argentina, con 1451 casos confirmados y 280 recuperados. Además 87 pacientes siguen en internados en terapia intensiva, comunicó el subsecretario de Estrategias Sanitarias Alejandro Costa en conferencia de prensa. La nueva víctima es un paciente de 89 años que vivía en la Ciudad.

La secretaria de Acceso a la Salud Carla Vizzotti dijo que el número de internados en terapia intensiva es «estable, en relación a la ocupación de las terapias», y que impulsan la atención prioritaria de los casos de COVID-19 «para tener disponibilidad de camas», lo que incluye la postergación de cirugías que no son de urgencia. A su vez, consideró como «muy positivo» que ya se hayan recuperado 280 pacientes.

Hizo autocrítica por el caos del viernes, cuando los jubilados se agolparon en las puertas de los bancos para cobrar sus haberes en plena cuarentena. «Aprendimos que tenemos que generar medidas correctivas oportunas y que nos podemos organizar para ingresar a diferentes actividades esenciales y relevantes», planteó.

Una de las claves para evitar los contagios es el distanciamiento entre las personas, y para evitar nuevas aglomeraciones el Gobierno dispuso un cronograma de pagos para los jubilados. Con la nueva modalidad se escalonaron los días de pagos y de esa manera bajó el riesgo de propagación del virus entre los adultos mayores.

Vizzoti también habló de la salida programada y paulatina del aislamiento. «Está el espacio constituido de mesas intergubernamentales para preparar la salida de cada actividad. Hay que volver a recalcar y reconocer la importancia del trabajo organizado con las provincias y municipios», destacó.

El Ejecutivo estudia la forma para abandonar de manera progresiva la cuarentena como adelantó el presidente Alberto Fernández, que explicó que la salida empezará el próximo 13 de abril de forma paulatina y flexibilizando las restricciones. El esquema es definido como «aislamiento selectivo».