·

Juró Adriana Chaperón como ministra de Gobierno

Le tomó juramento el gobernador Gustavo Melella. Había sido designada en diciembre pasado.

El Gobernador de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur, Gustavo Melella, tomó juramento esta mañana a Adriana Chaperón como Ministra de Gobierno, Justicia y Derechos Humanos. Participaron de la ceremonia la Vicegobernadora de la Provincia, Mónica Urquiza, miembros del gabinete provincial, autoridades de gobierno y representantes de distintos organismos políticos de la provincia.
Luego del acto, el Gobernador expresó que “Adriana iba a ser parte de nuestro gabinete desde el primer día pero por cuestiones personales se tuvo que demorar. Venimos trabajando juntos hace ya un tiempo y tenemos una historia en común. Siempre encontré en ella una persona con muchos principios, con mucha solidez desde lo intelectual y desde lo humano. Es alguien que todos queremos tener en nuestro equipo”.
Y destacó: “El Ministerio de Gobierno, Justicia y Derechos Humanos es muy importante porque los derechos humanos, la inclusión y la justicia social son cuestiones fundamentales para nuestro gobierno”.
“Estoy agradecido que haya confiado en nosotros porque ser servidora pública no es fácil, pero decidió ponerle el cuerpo y el corazón. Le deseamos lo mejor y recibirá todo nuestro acompañamiento para que nuestro pueblo de Tierra del Fuego pueda vivir mejor”, subrayó Melella.
Por su parte, la flamante Ministra indicó: “asumir esta responsabilidad es un compromiso y un gran desafío. Estoy agradecida al Gobernador y a la Vicegobernadora por confiar en mí. Entiendo que no es fácil encontrar gente honesta y fiel a los principios que la gestión quiere llevar adelante”.
“Es un Ministerio muy grande que tiene bajo su órbita áreas muy importantes para la provincia. El primer desafío es recuperar el diálogo con todos. Depende de nosotros que la comunidad recobre una mirada de la policía, de la justicia y de la política distinta a la que tiene hoy. Si somos capaces de demostrarle a la sociedad que no se llega a la política para enriquecerse, que la fuerza policial no está para reprimir y que la justicia no está para privilegiar a algunos por sobre otros habremos alcanzado un objetivo fundamental”, recalcó.