·

Escándalo en Tribunales: Se suspendió un juicio por un duro cruce entre los jueces y la Defensa

El Defensor Oficial acusó al Tribunal de ser "imparcial" y "coaccionar" a un testigo del juicio que busca esclarecer la muerte de José Raúl Alvarado Hibel. Borrone, a los gritos, dispuso un cuarto intermedio.

Este martes, comenzó a celebrarse en la sala de Juicio del Distrito Judicial Norte el segundo día del debate oral y público por el homicidio de un hombre que falleció en la comisaría Primera mientras radicaba la denuncia por el brutal asalto del que había sido víctima minutos antes en su domicilio.

Se trata del presunto homicidio en ocasión de robo de José Raúl Alvarado Hibel (73), ocurrido el 20 de diciembre del 2018. El único acusado es Cristian Luis Alejandro Martín (25), quien fuera aprehendido por efectivos policiales horas después de ocurrido el hecho, cuando intentaba huir, según se presume, hacia la provincia de Tucumán.

El proceso, que transcurría con normalidad, terminó en escándalo este mediodía, provocando que el presidente del Tribunal, el Dr. Borrone, dispusiera un «cuarto intermedio» tras protagonizar un duro cruce con los defensores que asisten al acusado.

Es que el Dr. Mariano Sardi, que representa a Martín junto a la Dra. Nebreda, apuntaron a los miembros del Tribunal y particularmente a su titular, acusándolo de ser «parcial» en el caso y yendo aún más lejos: señalaron que se buscaba «coaccionar» a uno de los testigos del caso que se negaba a declarar.

Se trata de un familiar del imputado, que en su momento había declarado que este tenía pasajes para irse a Tucumán y que hoy no ratificó sus dichos ante los jueces.

Ante esta situación y mediando gritos y acusaciones, el Dr. Borrone decidió levantar el juicio, disponiendo un cuarto intermedio al grito de «en 25 años nunca me faltaron el respeto como acaba de suceder», pidiendo a Sardi que se callase y tildándolo de «maleducado».

Sardi decidió recusar al Juez, recayendo ahora la causa en el Superior Tribunal de Justicia que debe resolver esta situación contrarreloj: el 20 de diciembre se vence la prisión preventiva del imputado Martín.