·

Cómo las ventas del Black Friday afectan los precios de las acciones

El Black Friday se ha convertido en uno de los eventos comerciales más esperados en Estados Unidos. Después del día de Acción de Gracias, el pueblo norteamericano se lanza a la calle en busca de gangas e importantes descuentos. En este artículo, buscamos encontrar hasta qué punto ese fenomeno afecta a las diferentes empresas que ofrecen descuentos a sus consumidores.

Mano derecha sosteniendo un dispositivo Posnet con una tarjeta inserta en él.

Se estima que alrededor de 200 millones de personas disfrutan de las compras masivas anteriores a la época navideña. Este año tendrá lugar el próximo día 29 de noviembre y las principales ofertas se encuentran en videojuegos, teléfonos inteligentes, juguetes y ropa, entre muchas otras.

Asimismo, debido al incremento de la globalización, el Black Friday se ha hecho igualmente popular a nivel internacional. Diferentes países de todo el mundo celebran el día 29 el esperado Black Friday, para adelantar las compras navideñas. Entre los artículos más vendidos se encuentran los dispositivos electrónicos, donde claramente destaca la venta de televisores.

De igual modo, el mercado de valores puede verse influenciado al disponer de jornadas libres para celebrar Acción de Gracias o los días señalados de Navidad. Los mercados suelen incrementar su actividad comercial y obtener mejores rendimientos el día anterior a una jornada festiva. En tal contexto, las acciones minoristas suelen sufrir un importante impacto, tanto negativa como positivamente, en función de las ventas realizadas en las jornadas de Black Friday.

No obstante, diferentes inversores y analistas estiman que las pérdidas o ganancias se producen a corto plazo. De igual modo, afirman que las acciones minoristas son las que mejores resultados obtienen entre la semana anterior y posterior al Black Friday. En el periodo de tiempo que abarca de 2007 a 2017, un conjunto de acciones de S&P 500 experimentó un rendimiento del 5%. Cabe destacar al respecto que el rendimiento medio para el S&P 500 era del 3% en ese mismo período.

En ese contexto, en ese período, de 2010 a 2017, esta cartera de acciones minoristas se ha comercializado de manera positiva durante un espacio de tiempo de 10 días. De este modo, los inversionistas en este año 2019, se fijan en diferentes crecimientos a nivel político y económico, así como en los importantes movimientos del Black Friday. Este hecho puede significar un mínimo efecto en el devenir generalizado del mercado de valores.

Dicho esto, se podría concluir diciendo que el Black Friday se ha convertido en un importante acontecimiento comercial a nivel internacional. Tras rebasar las fronteras de los Estados Unidos, se ha instalado en los comercios de todo el mundo. De igual modo, el mercado de valores suele registrar importantes movimientos e incrementar su rendimiento principalmente los días anteriores a una jornada festiva. En tal contexto, las acciones minoristas suelen verse afectadas en función de los resultados obtenidos en las ventas del Black Friday.