·

Tras su renuncia a la presidencia, Evo Morales obtuvo refugio en México

Una aeronave de la Fuerza Aérea mexicana lo rescató de Bolivia tras el asilo político concedido por el presidente López Obrador. "Volveré con más fuerza y energía",  prometió Morales

Tras febriles negociaciones de última hora que incluyeron al presidente electo argentino, Alberto Fernández, y la angustia provocada por el ataque a su domicilio, Evo Morales partió rumbo al asilo en México otorgado por el presidente Andrés Manuel López Obrador.

“Volveré con más fuerza y energía”, prometió Morales, mientras militantes del Movimiento al Socialismo boliviano se dirigían a la capital al grito de «guerra civil».

«Hermanas y hermanos, parto rumbo a México, agradecido por el desprendimiento del gobierno de ese pueblo hermano que nos brindó asilo para cuidar nuestra vida. Me duele abandonar el país por razones políticas, pero siempre estaré pendiente. Pronto volveré con más fuerza y energía», prometió el renunciante presidente boliviano. Morales partió a México junto a quien fuera su vicepresidente, Álvaro García Linera, la mujer de Linera y otros funcionarios.

Morales denunció que «después de saquear y tratar de incendiar mi casa en Villa Victoria, grupos vandálicos de los golpistas Mesa y Camacho atracaron mi domicilio en el Barrio Magisterio de Cochabamba. Agradezco mucho a mis vecinos que frenaron esos allanamientos. El golpe de Estado destruye la paz».

El canciller mexicano, Marcelo Ebrard, dijo que se le concedió asilo a Morales porque «su vida y su integridad corren riesgo».

El mando militar de Bolivia ordenó la salida de soldados a las calles de La Paz y otras ciudades.

Los jefes militares y policiales aprobaron un plan conjunto, un día después de la renuncia del presidente Evo Morales luego de 13 años en el poder. Por su parte, la presidenta del Senado, Janine Añez, demandó en un mensaje difundido por televisoras ayuda urgente a las Fuerzas Armadas para «restablecer el orden».

Morales también escribió en la noche de este lunes: «Para un presidente indígena que representa al pueblo humilde, la Policía se amotina y da golpe mientras las FFAA piden su renuncia. Para políticos neoliberales que ostentan poder económico, Policía y FFAA reprimen al pueblo que defiende la democracia con justicia, paz e igualdad».

 

..