·

Rosana Bertone, entre los 5 gobernadores que se pasan al Congreso Nacional

La titular del Ejecutivo provincial deberá renunciar al cargo una semana antes del final del mandato para ocupar su banca en la Cámara de Diputados. Otros cuatro mandatarios provinciales llegan al Congreso.

En 42 días asumirá el presidente electo y tomarán posesión de su cargo los legisladores electos el domingo. Tanto en el nuevo oficialismo como en la oposición habrá nombres de peso que llevarán adelante las negociaciones y ocuparán espacios de poder.

Entre ellos se encuentra Rosana Bertone, quien finaliza su mandato el 17 de diciembre, pero una semana antes (entre el 7 y el 10) deberá jurar en su cargo de Diputada Nacional, por lo que declinaría en Juan Carlos Arcando la misión de traspasar los atributos de Gobernador a Gustavo Melella.

Bertone tiene, no obstante, una alternativa y es solicitar a su bloque autorización para asumir unos días después que la totalidad de los nuevos legisladores, aunque en su entorno negaron que esté pesando en intentar  tal aplazamiento.

Junto a ella y, en el marco de una ceremonia colectiva, jurarán el legislador de Cambiemos y la diputada melellista Mabel Caparrós.

 

Nombres de peso

Entre los más reconocidos de la política que asumirán en diciembre figura Sergio Massa, quien ya fue diputado entre 2013 y 2017. En ese período, si bien condujo un espacio importante de la oposición, se mantuvo al margen de la negociación de las leyes, tarea que encomendó a su principal socia, Graciela Camaño. Ahora, como presidente de la Cámara de Diputados, tendrá que garantizar el quórum y reunir los votos. Su desempeño será crucial para el éxito de las leyes.

El Frente de Todos, que se conformaría como un gran interbloque donde convivan las diferentes expresiones, sería encabezado por Agustín Rossi, quien hoy preside el bloque del Frente para la Victoria-PJ y dio sobradas muestras de liderazgo político y capacidad de negociación. Será la mano derecha de Massa y uno de los principales interlocutores con la oposición.

Además, renovaron mandato los tres principales exponentes de La Cámpora: Máximo Kirchner, Eduardo “Wado” De Pedro y Andrés “Cuervo” Larroque, todos por la provincia de Buenos Aires.

El nuevo espacio oficialista también contará con otros integrantes ya conocidos, como Fernando “Pino” Solanas, de Proyecto Sur; Facundo Moyano, hijo del sindicalista Hugo Moyano; y Leonardo Grosso, líder del Movimiento Evita. En tanto, Felipe Solá, Daniel Arroyo y Victoria Donda podrían migrar al Gabinete de Fernández.

Seguirá Daniel Scioli, que mantenía hasta ahora un perfil bajo. Y debutará un hombre de peso: Sergio Casas. El gobernador de La Rioja es uno de los cinco mandatarios provinciales que ingresarán al Congreso. Los otros son Alfredo Cornejo (Mendoza), Lucía Corpacci (Catamarca), Rosana Bertone (Tierra del Fuego) y Alberto Weretilneck (Río Negro), quien se incorporará al Senado.

Por el lado de Juntos por el Cambio, ya imaginan a Cristian Ritondo, actual ministro de Seguridad bonaerense, como uno de los líderes de la oposición. Los ocho años que pasó en la Legislatura porteña -los primeros cuatro como legislador, y en el segundo período como vicepresidente- le dan autoridad para protagonizar las negociaciones con el Frente de Todos.

El mismo rol tendrá Mario Negri, quien renovó su banca de diputado y buscará continuar en la presidencia del interbloque -si la alianza se mantiene unida- y también del bloque de la UCR. No será sin conflicto, ya que Cornejo también aspira a liderar el radicalismo en Diputados. Con la elección del domingo, este bloque subió en volumen, pasando de 39 a 44 miembros.

También asumirán por primera vez una banca María Luján Rey, quien llegó a Cambiemos tras erigirse como vocera de los familiares de las víctimas de la tragedia de Once; y Emiliano Yacobitti, titular de la UCR porteña.

La Coalición Cívica ya no contará con Elisa Carrió, quien renunció este martes, pero sí con dos caras visibles de ese espacio, Maximiliano Ferraro y Mariana Zuvic. El primero presidirá el bloque a partir del 1ro de marzo de 2020, cuando se haga efectivo el apartamiento de “Lilita”.

En el Senado, las versiones indican que Cristina nombraría como presidente provisional al exsecretario general de su gobierno, Oscar Parrilli, que así quedaría segundo en la línea de sucesión presidencial. Ya sin Federico Pinedo en ese cargo, el Pro tendrá como hombre fuerte a Humberto Schiavoni, mientras que el radicalismo mantiene a Luis Naidenoff.

Dado que a Cristina le quedaban cuatro años de mandato como senadora, asumirá en su lugar el excanciller Jorge Taiana. En rigor, la suplente de la lista con la que asumió en 2017 era Juliana Di Tullio, pero en este caso no se respeta el cupo femenino porque la ley de paridad establece que en el caso del senador por la minoría, su reemplazo debe ser por el siguiente de la nómina, sin importar el género.

En el nuevo oficialismo, Carlos Caserio tendrá un rol central, pues trabajó fuertemente para la candidatura de Fernández -incluso hay quienes lo ubican en el futuro Gabinete-. Por otra parte, debutará en la Cámara alta Mariano Recalde, extitular de Aerolíneas Argentinas, quien ingresó por la minoría en la Ciudad de Buenos Aires.

..